El 15 de febrero se celebra con gran adhesión mundial el Día internacional del Cáncer Infantil, creado en 2001, y la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA) se asocia estrechamente a su difusión en nuestro país continuando así con su adhesión a la campaña para sensibilizar y concientizar sobre la existencia del cáncer en los niños.

De esta manera, el viernes 14 de febrero, a partir de las 10.30 de la mañana, FuPeA realizará una jornada por segundo año consecutivo en el Hospital Garrahan y, por primera vez, en el Hospital General de Niños “Pedro de Elizalde ” de la ciudad de Buenos Aires, que contará con bandas musicales, superhéroes que acompañarán a los distintos pacientes oncológicos de las instituciones, actividades para los chicos, sus familiares, enfermeros y médicos del Servicio Hemato-Oncología de los hospitales. Para coronar la jornada, se realizará a las 11.30 la tradicional suelta de globos dorados – color identificatorio del Día Internacional del Cáncer Infantil- donde cada globo contendrá un deseo escrito por los niños en tratamiento. La misma se realizará en el Garrahan, en la Salida de Emergencia del hospital, y en el Elizalde, en el jardín de la institución.

“La importancia de la concientización acerca del cáncer infantil se ha reflejado en las cifras que muestran que en los últimos años en la Argentina hubo una mejora en los porcentajes de curación”, destaca el Dr. Marcelo Scopinaro, Director Médico Ejecutivo de FuPeA y ex Jefe del Servicio de Hemato-Oncología del Garrahan. Es que, según los datos reportados por el Registro Onco-pediátrico Hospitalario Argentino, dependiente del Programa PROCUINCA –Programa de cuidado integral del niño con cáncer – del Instituto Nacional del Cáncer de Argentina, la sobrevida a 36 meses en los períodos 2000-04 y 2010-14 varió del 63.1% al 72.4%, siendo esta diferencia significativa.

“El objetivo primordial de esta jornada es el de nuevamente generar concientización acerca del cáncer infantil y así reducir el número de muertes evitables por esta enfermedad. También, buscamos defender la necesidad de que todos los niños del mundo tengan independientemente de su país de origen, estatus económico o clase social acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso y a tiempo y por ende las mejores posibilidades de curación. Con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados, así como con medicinas esenciales asequibles la muerte de niños con cáncer es evitable”, agrega Scopinaro.

En adhesión a la campana, durante la Fecha 20 del torneo de la Primera División de Fútbol Argentino correspondiente al fin de semana del 14 al 16 de febrero, FuPeA, en conjunto con la Superliga Argentina llevará adelante nuevamente una campaña de concientización donde los jugadores de los distintos planteles sostendrán una bandera antes del inicio del partido con los logos de la Fundación Pediátrica Argentina, la Fundación Salud, Deporte y Educacion (FuSaDE), la Fundación Leo Messi, el Instituto Nacional del Cáncer de Argentina y la Superliga, con el objetivo de concientizar y difundir la existencia del cáncer infantil, así como de los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes y sus familias ante este diagnóstico.

Según el Registro Onco-pediátrico Hospitalario Argentino, dependiente del Programa PROCUINCA –Programa de cuidado integral del niño con cáncer – del Instituto Nacional del Cáncer de Argentina, entre los años 2000 y 2016, se reportaron al ROHA 22.450 casos de cáncer en niños menores de 15 años de edad. Los tumores más frecuentes en menores de 15 años son las leucemias, los tumores de Sistema Nervioso Central y los linfomas. La curación de cerca del 70% del total de niños con cáncer en Argentina según estadísticas oficiales se debe al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente en servicios especializados. Sin embargo, en ocasiones los niños llegan al diagnóstico con tumores avanzados, cuando las posibilidades de curarlos son más difíciles. Además, las mejores posibilidades diagnósticas y terapéuticas no son aún accesibles de igual manera en todas las regiones del país. En Argentina, el tratamiento de los pacientes oncológicos pediátricos está centralizado. Del total de niños incluidos en el ROHA, el 74% fueron registrados por hospitales públicos, el 16% por centros privados y el 10% por otras fuentes (registros poblacionales, servicio de patología, certificados de defunción, etc.).