Dado a que los volúmenes de GAP cambian durante la vida útil de cada proyecto y las estimaciones de los estudios geológicos en la etapa de viabilidad no son siempre precisas, la flexibilidad es fundamental para los operadores. Es por esto que los equipos provistos se pueden adaptar a la disponibilidad de gas y sus diferentes composiciones, teniendo en cuenta las características de cada proyecto en particular.

Para la fecha, Aggreko ha completado más de 180 proyectos de diversos clientes en todos los rincones del mundo, ayudando a reducir los costos de energía y la huella de carbono en sus operaciones. Pero el umbral de 1 GW de capacidad instalada es solo un comienzo, con el trabajo adecuado se puede maximizar el potencial de un recurso muchas veces desaprovechado por la industria del Oil & Gas.

“Podemos solucionar los problemas de calidad de algunos gases que impiden el uso directo en los generadores. Aggreko puede brindar una amplia gama de servicios, y estamos dispuestos a invertir en infraestructura de proyectos y asociarnos como clientes. La generación de energía a partir del GAP no sólo beneficia financieramente a los clientes, sino que resulta mucho más amigable con el medioambiente”, afirmó Pablo Varela, Director Ejecutivo de Aggreko para Latinoamérica y el Caribe.

Aggreko cuenta con la capacidad de adaptarse para diseñar soluciones a medida de sus clientes, pudiendo llegar a cualquier locación de América Latina. Microrredes, uso de distintas fuentes, integración de baterías, energías renovables y uso de gas asociado a petróleo son algunos de los variados servicios que se ofrecen a los distintos clientes de la industria energética en el continente.