En el contexto actual, en el que las comunidades de todo el mundo se enfrentan a las devastadoras consecuencias de las catástrofes naturales y de la pandemia de COVID-19, hoy anunciamos el lanzamiento de Airbnb.org, una organización sin fines de lucro, independiente según la legislación estadounidense, que se dedica a facilitar espacios compartidos a las personas en tiempos de crisis.

La idea de Airbnb.org surgió en 2012, cuando una anfitriona llamada Shell abrió las puertas de su casa de forma gratuita anunciando en  Airbnb y recibiendo a las personas que se vieron afectadas por el huracán Sandy. Su gesto dio lugar a todo un movimiento y marcó el comienzo de un programa que permite a los anfitriones en Airbnb ofrecer sus espacios a otras personas en épocas de necesidad.

Desde entonces, el programa ha ido evolucionando para centrarse en la respuesta ante emergencias y ayudar a brindar el servicio del anfitrión  y dar apoyo a personas evacuadas, personal de emergencia, refugiados, solicitantes de asilo y, más recientemente, a los trabajadores que combaten la propagación de la COVID-19. Desde Australia hasta Francia, más de 100 000 anfitriones han querido abrir sus hogares y han contribuido a conseguir espacios para compartir  para 75 000 personas en momentos de necesidad. De ahora en adelante, los programas Open Homes y Alojamientos para la crisis del coronavirus en Airbnb se llamarán Airbnb.org.

Como parte de su compromiso inicial, Airbnb.org aportará 2 millones de dólares para ayudar a sus colaboradores, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) y Community Organized Relief Effort (CORE). A lo largo de los próximos dos años, destinará 1 millón de dólares a financiar reservas para el personal y los voluntarios de la IFRC y a ayudar a prevenir la propagación de la COVID-19 en comunidades de todo el mundo y a actuar ante otras catástrofes. CORE utilizará el aporte de 1 millón de dólares de Airbnb.org para cubrir las estadías del personal de emergencia que se están dedicando a hacer las pruebas del coronavirus, el rastreo de contactos, las vacunas antigripales y la coordinación de recursos en diez ciudades de Estados Unidos, con la posibilidad de incorporar más a medida que surjan nuevos focos. Cuando haya una vacuna disponible, CORE también invertirá la financiación de Airbnb.org en poner a disposición espacios  al personal de emergencia que se desplace a los centros de distribución de las vacunas.

«Airbnb.org es la prueba de lo generosa que es esta comunidad y del poder de una idea que nos propuso una anfitriona hace ocho años y que se ha convertido en un movimiento que gira en torno al altruismo y la hospitalidad», afirmó Joe Gebbia, cofundador de Airbnb y presidente de la Junta Directiva de Airbnb.org. «Financiar y dar apoyo a Airbnb.org nos permite redoblar nuestros esfuerzos por ayudar a las comunidades necesitadas de todo el mundo de la mano de nuestros colaboradores, como la IFRC y CORE, para llevar aún más lejos la generosidad de los anfitriones».

¿Cómo funciona?

Airbnb.org permitirá a los anfitriones en Airbnb ofrecer espacios  gratuitos y con descuento a personas que se encuentran en situaciones de emergencia, incluidas las que se han visto afectadas por catástrofes naturales y la pandemia de COVID-19. Estos espacios suponen una alternativa particularmente útil para los organismos gubernamentales y las organizaciones sin ánimo de lucro con los que colaboramos, en un año en el que la pandemia de coronavirus ha dificultado enormemente la tarea de poner a disposición espacios  a las personas vulnerables en los centros de acogida tradicionales.

Los anfitriones que ofrezcan espacios gratuito o hagan una donación periódica a través de Airbnb.org tendrán un distintivo especial en su perfil que reconocerá su generosidad y compromiso con las comunidades necesitadas.

Para garantizar que las donaciones se destinen a poner a disposición espacios para  quienes lo necesitan en tiempos de crisis, Airbnb se ha comprometido a aportar 400.000 acciones para cubrir las actividades de la organización. Además, Brian Chesky, Joe Gebbia y Nate Blecharczyk, los cofundadores de Airbnb, van a aportar 6 millones de dólares para ayudar a los colaboradores y a las comunidades afectadas.

Como organización sin fines de lucro, Airbnb.org ampliará el alcance de sus iniciativas y financiará estadías a través de donaciones privadas de particulares e instituciones. Todos los fondos que se recauden se destinarán directamente a cubrir el costo de poner a disposición espacios para las personas que lo necesiten.

Una red internacional de colaboradores

Airbnb.org no puede llevar a cabo esta labor por su cuenta. Por eso, trabajará con colaboradores de confianza que la ayudarán a tomar decisiones fundamentadas. Además de ampliar la colaboración con la IFRC y CORE, Airbnb.org trabajará con organizaciones sin fines de lucro locales e internacionales, incluidos el Comité Internacional de Rescate, CARE, Mercy Corps y HIAS, entre otros, para buscar espacios compartidos  temporales a las personas a las que ayudan. Invertir en colaboraciones internacionales con organismos gubernamentales y organizaciones sin ánimo de lucro permitirá a Airbnb.org desarrollar programas de forma conjunta y prestar una ayuda más adecuada a las comunidades a las que se esfuerza en apoyar, incluidas aquellas que tradicionalmente se han visto marginadas.

Un compromiso con la equidad y la inclusión 

Airbnb.org se centrará en ofrecer espacios en la plataforma  para ayudar a las comunidades que están sufriendo unas consecuencias desproporcionadas debido a catástrofes naturales y a la COVID-19. Para prestarles la mejor ayuda posible, estamos creando un equipo diverso en todos los planos, empezando por la junta directiva fundadora. En el momento del lanzamiento, un 80 % de los miembros son mujeres, mientras que un 40 % pertenecen a minorías infrarrepresentadas.

Junta fundadora de Airbnb.org

Como organización 501(c)(3) según la legislación estadounidense, Airbnb.org cuenta con una junta fundadora independiente que incluye a personas destacadas de los sectores de la tecnología, el diseño, las ONG, las iniciativas humanitarias internacionales y el mundo académico:

  • Joe Gebbia, cofundador de Airbnb y presidente de la Junta Directiva de Airbnb.org
  • Jennifer Bond, fundadora y directora gerente de The Refugee Hub de la Universidad de Ottawa y presidenta de la Iniciativa Global para el Patrocinio de los Refugiados del Gobierno de Canadá
  • Jocelyn Wyatt, directora ejecutiva de Ideo.org
  • Melissa Thomas-Hunt, directora de Diversidad e Inclusión Global en Airbnb
  • Sharyanne McSwain, directora de operaciones de Echoing Green

Airbnb tiene el objetivo de contribuir a crear un mundo donde cualquier persona pueda sentirse como en casa donde sea que vaya. Airbnb.org ayudará a ampliar esa misión para que llegue a quienes más lo necesitan. Invitamos a todas las personas que disfrutan de ayudar a los demás, creen en la generosidad y están interesadas en aportar su granito de arena, ya sea ofreciendo sus espacios compartidos  o por medio de donativos, a unirse a esta causa y a visitar airbnb.org para conocerla más a fondo.