La obra beneficiará a más de 5 millones de personas y será fundamental para el saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y presidente de ACUMAR, rabino Sergio Bergman, participó hoy del acto que dio comienzo a una de las obras estructurales fundamentales para la ampliación de la red de cloacas del área metropolitana, que beneficiará a más 5 millones de personas.

La puesta en marcha de las obras se hizo en Villa Riachuelo, en el marco del proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza- Riachuelo, en el que se entregó la tuneladora con la que se realizará el canal colector. En el acto estuvieron presentes el secretario de Obras Públicas de la Nación, Daniel Chain; el presidente de AySA, Jose Luis Inglese; el vicepresidente de ACUMAR, Julio Torti, y el ministro rabino Sergio Bergman.

“Este es un día muy importante. Esta obra es una de las más relevantes del plan de saneamiento; muchos años postergada, con un crédito del Banco Mundial otorgado sin ejecución. Nosotros, al iniciar la gestión, logramos una prórroga por un año a verificar el avance de obra y licitamos los obradores. Estar aquí hoy, cuando la tuneladora comienza sus obras en Lugano, es un privilegio y un compromiso que renovamos”, dijo el ministro Bergman.
La tuneladora será utilizada para construir la cuarta cloaca máxima de la ciudad de Buenos Aires, que presta servicios a toda el área metropolitana y los partidos lindantes del Riachuelo. El Riachuelo recibe hoy agua de los arroyos que vienen con líquidos cloacales, ya que varias viviendas tiran sus desechos a los arroyos de la ciudad. Este Colector Margen Izquierdo recibirá esos líquidos y los llevará a la Planta de Tratamiento Dock Sud; de manera que el Riachuelo ya no recibirá esa agua contaminada.

Esta es la primera de siete obras del Colector Margen Izquierdo Tramo 2 del Sistema Riachuelo, la obra de ampliación de la red de cloacas más grande del área metropolitana de Buenos Aires. La ejecución del Sistema Riachuelo procesará más de 2 millones de m3 de líquidos cloacales por día, contribuyendo al saneamiento del Riachuelo y a la mejora ambiental de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense.