Once respuestas a once interrogantes sobre RSE, según Daniel Vardé, Gerente General en Droguería del Sud S.A.

1) Tres palabras que definan responsabilidad social empresaria.

Me parece que las tres palabras que mejor la definen son: conciencia,
compromiso y continuidad.

2) ¿Con qué personaje o suceso histórico/social identificás una buena
gestión de RSE?

Podría asociarlo a la creación de diversas instituciones, comenzando por
la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 1919, pasando por el
Protocolo de Kioto firmado en 1997, el desarrollo de estándares y
reportes, la promulgación del Pacto Global en 2000, hasta llegar a la
renovación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015.
Todos estos sucesos han demostrado que el concepto de RSE ha
evolucionado desde su discurso filosófico inicial hasta llegar a formar
parte de los planes estratégicos de las grandes organizaciones.
Considero que la mejor muestra de una buena gestión de RSE radica en
verla como parámetro de valor en la organización e incluirla en el núcleo del negocio.

3) ¿Qué libro le recomendarías a quien gestiona la RSE de una
compañía?

Recomiendo Un mundo de tres ceros, de Muhammad Yunus. Considero
que este destacado pensador en materia de RSE ilustra a la perfección
cómo el clásico modelo de capitalismo debe ser modificado y resulta
necesario establecer un sistema económico capaz de convertir el
altruismo en una nueva fuerza creativa.

4) ¿RSE, moda o realidad?

Realidad. En la última década, miles de personas y organizaciones han
adoptado nuevas formas de desarrollo al crear empresas innovadoras,
diseñadas para servir a las necesidades humanas y ambientales, en
lugar de tener como único objetivo la mera acumulación de riquezas.

5) No puede faltar en la oficina del responsable de RSE…

Diálogo e inspiración. Debemos valernos de nuevas e ingeniosas
herramientas para impulsar la innovación, que, a su vez, nos ayudará a
crear un mundo más justo y mejor.

6) ¿Qué obstáculos debe superar una empresa que da sus primeros
pasos en la RSE?

La gestión estratégica en RSE y sustentabilidad representa un cambio
de paradigma que implica un enorme desafío. Las empresas deben
hacerse preguntas difíciles, como por ejemplo qué están dispuestas a
ceder en función de mejorar la calidad de vida de todos. Lo ideal es
plantearse un doble análisis. Primero, mirar hacia adentro de la
compañía; luego analizar el contexto donde se opera. De esta doble
mirada surgen las mejores oportunidades de trabajar en la creación de
valor compartido.

7) Comunicación de RSE, ¿marketing o replicabilidad?

Las empresas deben comunicar sus acciones de RSE
fundamentalmente porque es coherente con el principio de transparencia
y, a su vez, porque es una forma de difundir la discusión y las acciones
en torno a los temas de RSE. De hecho, podría considerarse como un
compromiso ético de la empresa en tanto su comunicación sea honesta,
veraz, verificable, específica y responsable.

8) ¿Cómo podemos contribuir los ciudadanos y consumidores con la
RSE?

Las personas ya no pueden ser vistas como consumidores, sino como
individuos que conforman grupos de interés con un valor fundamental en
la definición de nuestra cadena de valores. Personas que, a su vez,
acceden a un nivel de información que les permite elegir productos y
servicios más allá de lo funcional. Nuestro aporte contribuye a forjarnos
modos de vida sostenibles, considerando el impacto causado por los
bienes que consumimos y las actividades que desarrollamos. Debemos
proveernos el bienestar propio, resguardando siempre el desarrollo de
las generaciones futuras.

9) ¿Cuál es la empresa socialmente más responsable del mundo?

Resulta difícil otorgar a una empresa el título de “la más responsable del
mundo”. Sin embargo, considero que aquellas que no dejen una huella
positiva en la sociedad no tendrán futuro.

10) ¿Somos un país socialmente responsable?

Actualmente en nuestro país existen muchas empresas que se ocupan
de posicionar a la RSE y la sustentabilidad como una concepción que
atraviesa trasversalmente a la estrategia organizacional. Esto les
permite integrar todas sus acciones, crear espacios de innovación y
destinar esfuerzos para juntos construir un mejor futuro. Definitivamente
este conjunto de esfuerzos nos posiciona como un país encaminado a
un importante desafío.

11) Tanto a nivel local como a nivel global, en el marco de la pandemia
por COVID-19, ¿qué acciones comenzaron a realizar para colaborar
desde su lugar en la industria farmacéutica?

Debido al rol silencioso pero fundamental que ocupamos dentro de la
industria farmacéutica, desde el inicio de la pandemia estamos haciendo
un esfuerzo extraordinario para garantizar las 16.000 entregas diarias a
más de la mitad de las farmacias de nuestro país, así como también a
centros de salud, ministerios e instituciones públicas y privadas que
confían en nosotros. Asegurar la provisión ininterrumpida de
medicamentos es nuestro mayor compromiso, tal es así que este año

fuimos elegidos por PAMI para realizar la entrega mayorista de más de
1.400.0000 vacunas para la campaña antigripal 2020.
A su vez, entre las acciones que llevamos a cabo, destacamos la
extensión de los horarios de trabajo y contratación de personal adicional
en sectores críticos para asegurar la operación y el suministro,
implementamos la modalidad de home office con el fin de asegurar el
distanciamiento social y capacitamos a 1200 colaboradores para cumplir
con los protocolos de seguridad. En aquellos casos esenciales, los
abastecimos de los elementos necesarios de protección y nuestro
departamento médico analizó los antecedentes, la historia clínica y el
medio ambiente en el cual se desenvuelve cada colaborador para
reforzar las medidas de seguridad.