Arcos Dorados, la mayor franquicia independiente de McDonald’s en el mundo y quien opera la marca en 20 países de América Latina y el Caribe, continúa utilizando su gran escala para promover acciones que marquen la diferencia. Luego de completar 12 meses sin sorbetes, anuncia que ya ha eliminado cerca de 200 toneladas de plástico de un solo uso del medioambiente, monto que equivale aproximadamente al peso de 100 automóviles.

“Este es un claro ejemplo de cómo podemos aprovechar la envergadura de nuestra marca. La responsabilidad asumida con el medio ambiente es parte de nuestros valores como empresa y la seguiremos desarrollando; mientras buscamos transmitir un mensaje que trascienda a nuestros restaurantes. Con este tipo de iniciativas enseñamos a millones de personas la importancia de los pequeños hábitos amigables con el planeta, para que todos seamos parte de la solución” destaca Gabriel Serber, Director de Compromiso Social y Desarrollo Sustentable de Arcos Dorados.

De esta manera, Arcos Dorados continúa alineándose a las metas globales del sistema McDonald’s y de las Naciones Unidas para el año 2030, que buscan minimizar la utilización de elementos plásticos de corta vida útil. La empresa latinoamericana ya se encuentra trabajando para lograrlo, y proximamente anunciará nuevos avances en empaques y materiales.

Este programa forma parte de una sólida estrategia de impacto social y ambiental que desarrolló Arcos Dorados. La misma se centra en cinco puntos clave: gente, empleo, comunidad, calidad y sustentabilidad; y se puede encontrar detallada en su último Reporte de Impacto Social y Desarrollo Sustentable 2018 que está disponible en el sitio web institucional www.arcosdorados.com.