El Centro Hospitalario Pereira Rossell recibió una donación de sonómetros de última generación, que aumentarán su capacidad de monitoreo y reducción de ruidos en sus unidades intensivas del Servicio de Recién Nacidos, de la Maternidad del Pereira Rossell.

Cada día nacen en promedio dos bebés prematuros en este centro hospitalario. La proporción de prematuros en el total de nacimientos aumentó durante la pandemia, según datos divulgados por el Centro Hospitalario Pereira Rossell en las últimas semanas. El sonido es un puntal del neurodesarrollo de los recién nacidos y, en el caso de los prematuros, los ruidos pueden generar trastornos de conducta, sordera o irritabilidad permanente.

Los sonómetros, donados por la empresa especialista Audical por intermedio de la Fundación Álvarez Caldeyro Barcia (FACB), permiten monitorear de forma permanente los sonidos del ambiente. Además de un aparato con forma de oreja que cambia de color según el volumen en un determinado espacio, cuentan con un monitor digital que permite controlar el sonido en tiempo real y a distancia, explicó a El País el director de Audical, Carlos A. López Rossello.

“Es muy importante el cuidado de la salud auditiva de los bebés prematuros ya que su órgano auditivo es muy sensible porque aún no terminó su proceso de natural desarrolló y con estos equipos donados es posible medir el nivel de ruido dentro de la sala”, indicó el director de Audical.

Hay un 3% de la población mundial que tiene afectado el órgano auditivo, entre los cuales hay un 10% que requiere de audífonos, implantes o cirugía.

En el acto de firma de la donación estuvieron presentes el Prof. Dr. Daniel Borbonet Grado 5 de la Cátedra de Neonatología y jefe del Departamento del Servicio de Recién Nacidos del Centro Hospitalario Pereira Rossell, la Dra. Mara Castro Raffo, directora del Hospital de la Mujer del Centro Hospitalario Pereira Rossell, la directora de la FACB, Dra. Daniela Armas, y el director de Audical.