Con una agenda centrada en la equidad y la inclusión, comenzó en Buenos Aires la tercera reunión del grupo de trabajo de Desarrollo (DWG, por sus siglas en inglés) del G20 2018. El objetivo del encuentro fue acordar los documentos que luego serán entregados a los sherpas para su aprobación en la Cumbre de Líderes del 30 de noviembre y 1 de diciembre próximo.

“En el pasado, el desarrollo era un asunto propio de los países en desarrollo. Hoy en día no lo es. Incluso en los países más avanzados, hay personas que sufren la falta de desarrollo”, sostuvo Pedro Villagra Delgado, sherpa argentino ante el G20, en la apertura de sesiones en el CCK. “El desarrollo incorpora a aquellos que menos tienen a la sociedad. Tenemos que generar políticas que beneficien a las personas, pero también para el crecimiento y la economía”, agregó.

Santiago Sueiro, chair del grupo, afirmó, por su parte: “Creemos que a través del diálogo realmente podemos contribuir y construir consenso para dar respuesta a diferentes desafíos globales. Este año, el DWG está tratando de liderar acciones centradas en las personas, impulsando esfuerzos para reducir las desigualdades”.

Durante la reunión —la última, tras las citas de abril en Buenos Aires y de julio en Tucumán—, representantes de países miembro e invitados, además de referentes de organismos internacionales, trabajaron en tres áreas: desarrollo de la primera infancia, hábitat sostenible y negocios inclusivos, siempre con una perspectiva de género transversal. A la vez, abordaron el Plan de Acción del G20 sobre la Agenda 2030, que compila los compromisos y las acciones colectivas acordados durante la presidencia argentina del foro.

El DWG busca consensuar la “Iniciativa del G20 para el Desarrollo de la Primera Infancia”, tema por primera vez tratado en el foro, que subraya la importancia de los primeros 1000 días para el desarrollo integral de los niños y niñas para romper el ciclo de la pobreza y la desigualdad estructurales.

Con respecto a negocios inclusivos —temática alineada al futuro del trabajo, una de las prioridades definidas por la presidencia argentina del G20—, los delegados buscan aprobar el “Llamado del G20 para el Financiamiento de Negocios Inclusivos”. La premisa es que los negocios inclusivos pueden ser vehículos de inserción laboral e inclusión social para integrar a quienes están relegados por los cambios en las estructuras del mercado laboral a nivel global, particularmente, las mujeres, los jóvenes y las comunidades rurales.

El grupo de trabajo avanzará, asimismo, sobre el documento “Principios de Alto Nivel sobre Hábitat Sostenible a través de la Planificación Regional”. La meta es mejorar la inclusión y la cohesión social, promover el crecimiento económico inclusivo y propiciar entornos sostenibles y resilientes, para lo que reconoce la importancia de coordinar políticas regionales entre los distintos niveles de gobierno que integren a la sociedad civil y al sector privado, e incluyan una mirada transversal de igualdad de género.

Finalmente, los delegados continúan impulsando el Plan de Acción del G20 sobre la Agenda 2030 a través del consenso del documento “Buenos Aires Update”. El informe contiene todos los compromisos y acciones colectivas acordadas por el G20 bajo la presidencia argentina en el Canal de Sherpas y el de Finanzas, e identifica su impacto en los distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible.