La iniciativa Metas con Base en la Ciencia (Science Based Targets initiative – SBTi), consiste en  metas para reducir en un 55% las emisiones absolutas de carbono en sus propias operaciones, y un 16% en su cadena de valor hasta el 2030 en comparación con los datos de referencia del año 2017.

Siendo el primero en el sector, este marco confirma los esfuerzos de Ball en ayudar a acelerar la transición a una economía de bajo carbono y restringir el calentamiento global a 1,5ºC, atendiendo los objetivos del Acuerdo de París. Ball es la primera compañía del sector de producción de latas en tener una meta con base en la ciencia aprobada.

“El sector privado tiene un papel esencial en la aceleración de la economía de bajo carbono y como el proveedor líder mundial de envases para bebidas sostenibles de aluminio, estamos empeñados en hacer nuestra parte a favor de los clientes y del mundo”, declaró Kathleen Pitre, Directora Comercial y de Sostenibilidad de Ball. “Estas metas aprobadas con base en la ciencia demuestran nuestro compromiso en ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos de sustentabilidad y entregar envases de bajo carbono que posibilitan la economía circular”.

Organizada por el CDP, el Pacto Global de la ONU, el Instituto de Recursos Mundiales y el World Wide Fund for Nature, la iniciativa Metas Basadas en la Ciencia es un proyecto en el que más de 800 empresas globales establecieron objetivos corporativos bien definidos para la reducción de emisiones en línea con la ciencia del clima más actual.

Las metas aprobadas con base en la ciencia son el paso siguiente en el progreso de la estrategia del clima de Ball Corporation. En el último año, la compañía firmó acuerdos de energías renovables que dirigen el 100% de su consumo de energía en América del Norte, fue la primera en el mundo entre los fabricantes de latas en conquistar la Certificación ASI (Aluminium Stewardship Initiative) para todas sus 23 plantas en Europa, Oriente Medio y África, y por último, ganó su lugar en el Índice Dow Jones de Sostenibilidad por séptimo año consecutivo. En 2020, Ball anunciará otros acuerdos de energías renovables en la Unión Europea y lanzará su evaluación comparativa de ciclo de vida para Estados Unidos, Europa y Brasil, con el objetivo de ayudar a la industria de bebidas a seguir en dirección a una verdadera economía circular.