Frente a la pandemia por el COVID-19, tanto la industria como la sociedad demandan un mayor cuidado y medidas de protección para garantizar menos exposición al contagio del virus. En este contexto, donde las empresas comenzaron a repensar sus protocolos de sanidad, Barbieri, la empresa dedicada a la fabricación de perfiles de acero para la construcción en seco y soluciones constructivas para terminaciones en PVC, desarrolló un protocolo de salud que fue uno de los primeros cuatro en ser certificado bajo las normas IRAM a nivel nacional.

Teniendo como eje la validación EDP IRAM 3820 y con aún más exigencia que las recomendaciones de los organismos de salud locales, se implementaron distintas iniciativas a fin de proteger la salud de los trabajadores y sus familias y, de esta manera, garantizar la continuidad de las actividades de la compañía. Desde el comienzo de la pandemia, la empresa reforzó sus políticas de salud y seguridad, comprometiéndose con el bienestar y el cuidado de la vida por encima de todo y no solamente de sus propios colaboradores sino también de toda la cadena de valor; clientes, proveedores y comunidad.

Para ello, se implementaron una serie de políticas, a partir de las cuales se reestructuraron los espacios y líneas de producción para que haya un mayor distanciamiento entre los equipos. A su vez, se brindaron los equipamientos de protección adaptados a las nuevas normativas, además, para la tranquilidad tanto de los colaboradores y sus familias Barbieri ofrece testeos gratuitos para la detección de Coronavirus, y servicio de médico en planta para un control de salud permanente. La compañía continúa materializando un nuevo paradigma empresarial que pone el foco en un mismo nivel, es decir, de manera equitativa, a lo económico, social y ambiental.

Por otro lado, con el fin de acompañar a los colaboradores que forman parte de la organización, se puso a disposición asistencia psicológica para quien lo requiera, charlas informativas sobre distintas temáticas a fin de concientizar, se implementaron actividades virtuales para impulsar un ambiente más distendido y solidario, y se desarrollaron distintas iniciativas que permitieron brindar el soporte necesario para generar un balance equitativo de trabajo y vida personal.

El sello IRAM da cuenta de los esfuerzos realizados en pos de la gestión de prevención y salud, aportando valor y confianza hacia el cuidado de los colaboradores que trabajan en la compañía. Para verificar un protocolo es necesario cumplir con una serie de requisitos excluyentes, que visibilizan la inversión material y económica realizada por la empresa y si, efectivamente, las exigencias requeridas están siendo cumplidas y se cuenta con la reglamentación correspondiente.