Bayer proyecta el año que viene, en Estados Unidos, lanzar al mercado una variedad de maíz que será capaz de tolerar los cambios climáticos extremos. Estiman que las ventas de este nuevo desarrollo alcanzará los mil millones de euros.

El maíz, que crece un tercio más corto que las variedades actuales, será plantado por 150 agricultores estadounidenses en una prueba comercial en 2023, y luego se lanzará al mercado más amplio en 2024, según confirmó la compañía.

El maíz de baja estatura es la última variedad cultivada para resistir la creciente volatilidad asociada al cambio climático, y se une a una lista cada vez mayor que incluye maíz y soja tolerantes a las sequías y al calor. Además, Bayer dijo que las plantaciones iniciales de su maíz corto se harán con semillas criadas tradicionalmente.

Los rasgos biotecnológicos y las variedades editadas genéticamente se desplegarán en 2027 o más tarde en América del Norte y en otras zonas geográficas, como América Latina, Asia y posiblemente Europa, y se espera que las ventas mundiales alcancen su punto máximo en la década de 2030.

“Vemos un ajuste de maiz de bbaja estatura en cada acre de maís en todo el mundo”, dijo Bob Reiter, jefe de investigación y desarrollo de la división de ciencia de los cultivos de la empresa.

Bayer afirma que también será más fácil de cultivar porque las plantas más cortas permitirán aplicaciones más sencillas de fertilizantes, pesticidas y otros productos químicos agrícolas a mitad de temporada.