BBVA inauguró una nueva sucursal sostenible en la ciudad de Río Cuarto, en la provincia de Córdoba. El edificio cuenta con 32 paneles solares fotovoltaicos que suman una potencia de 15 KW para la alimentación del consumo de la iluminación, con la oportunidad de inyectar el excedente de energía a la red en caso de baja demanda .

“Estamos muy orgullosos de contar con esta nueva sucursal de carácter sostenible. El reemplazo de la energía convencional por fuentes limpias generará eficiencia en el consumo y también ahorro en el gasto eléctrico contribuyendo así con el cuidado del medio ambiente. Esto demuestra una vez más el compromiso que BBVA mantiene con la sostenibilidad”, señaló Hernán Jordán, director de Banca Comercial de BBVA en Argentina.

“Esta nueva sucursal nos permitirá ofrecer en un mismo lugar toda nuestra oferta de productos y servicios a clientes individuos, emprendedores y empresas. Estamos constantemente adaptando y renovando nuestro modelo de relación para ofrecerles la mejor experiencia a nuestros clientes”, agregó.

Esta inauguración se enmarca en el Plan Global de Ecoeficiencia 2021-2025 de la compañía, que tiene cuatro ejes fundamentales:

  • reducción de consumos a través de iniciativas de eficiencia energética
  • uso de energía de origen renovable
  • concienciación e involucración de los empleados y otros grupos de interés en el camino hacia una economía baja en carbono
  • compensación de su huella de carbono mediante la compra de créditos de proyectos del Mercado Voluntario de Carbono para cumplir con el compromiso adquirido de ser una compañía neutra en emisiones directas de carbono desde 2020.