En 2012, Biotherm lanzó la iniciativa Water Lovers, un programa para crear conciencia sobre la conservación del agua y para minimizar el impacto de la marca en la vida acuática. Desde entonces, ha puesto foco en el desarrollo de la próxima generación de productos ecológicos con una huella ambiental mejorada, desde las fórmulas sin microesferas hasta los envases reciclados, que colaboran con la reducción de la contaminación plástica en todo el mundo.

Entre sus productos eco-friendly se destaca Waterlover Sun Milk, la primera línea de protección solar diseñada ecológicamente, con filtros solares eco-testeados y una fórmula biodegradable en un 58% para un menor impacto en el entorno acuático.

“Al comprender el impacto ambiental del cambio climático y, en particular, la amenaza de la contaminación plástica, Biotherm está más comprometida que nunca a generar un cambio positivo y establecer nuevos objetivos ambiciosos” afirma el equipo de comunicaciones de Biotherm International.

Hoy, en línea con la voluntad de aumentar la conciencia, Biotherm renueva sus compromisos con los océanos presentando sus nuevos objetivos e iniciativas hasta el 2025:

En primera instancia, la marca se compromete a eliminar todo el plástico de tereftalato de polietileno de sus envases al 2020. En segundo lugar, promete maximizar el uso de plástico reciclado, garantizando que todos los productos tengan un mínimo de 50% de plástico reciclado, introduciendo materiales de envasado de origen biológico al 2023. Y por último, Biotherm adoptará un nuevo modelo de referencia para la industria mundial del cuidado de la piel: el  100% de sus envases de serán de plástico fósil en todos los lanzamientos a partir del 2025.

La marca también adoptará un enfoque respetuoso con el medio ambiente en la producción de los materiales del punto de venta: a partir de 2020, el 100% de los regalos por compra será de plástico reciclable y así como también los uniformes de todos asesores de Biotherm estarán fabricados con materiales reciclados.

Biotherm refuerza su compromiso de hacer de la salud de los océanos una responsabilidad de todos e invita este 8 de junio a tomar conciencia sobre la importancia de preservarlos mediante una gestión sostenible esencial para la vida. El momento de hacer un cambio es ahora.