BOND es una compañía conformada en 2017 que produce gafas a partir de plástico reciclado. La marca ya cuenta con 160 modelos de gafas de sol y de lectura, y lanza un nuevo terrazo para decoración y obras.

Con una botella de plástico se puede fabricar un par de gafas: para obtener el material, BOND organiza recolecciones de desechos en la vera del Río de la Plata. Además de recibir plástico en sus puntos de venta como forma de pago de sus productos. El plástico es triturado, lavado y transformado en pellets que luego, con un proceso de inyección, ingresa en las matrices que fabrican marcos de gafas de sol o lectura 100% sustentables con una leyenda en las patillas que explica su origen.

Pero el objetivo va más allá: BOND lleva reciclados 50.000 kilos de plástico. “Si solo recolectáramos el material necesario para elaborar nuestros productos, nos quedaríamos con un sabor amargo. Desde el comienzo nos enfocamos en reciclar la mayor cantidad de desechos posibles”, cuenta Malcolm Rendle, su creador. En 2022, BOND proyecta fabricar 10.000 gafas por mes para abastecer tanto al mercado local como internacional.

En una nueva etapa de expansión, apuntando siempre a no generar desperdicios, BOND desarrolló la unidad BONDEco. Las gafas son fabricadas con plástico 100% reciclado, y a su vez pueden volver a reciclarse. Después de 10 ciclos, el material comienza a perder cualidades para este tipo de productos, pero puede aprovecharse para elaborar camperas, desarrolladas dentro de la línea BOND Wear. Pero esa etapa también tiene una caducidad.

“La política de la empresa es y será siempre no generar desperdicios. Ese fue el puntapié para incursionar en el segmento de decoración y construcción con el terrazo sustentable: esta novedad, que reemplaza el mármol por todo tipo de plástico triturado, puede ser utilizado como revestimiento de paredes, mesadas y pisos, entre otras superficies”, cuenta Rendle.

Para elaborar terrazo sustentable, se utilizan aproximadamente 10 kilos de plástico reciclado por metro cuadrado del producto final. De esta manera, se reemplaza la carga de mármol del terrazo tradicional por el plástico que BOND recolecta y tritura.

BOND cuenta con un catálogo de placas de terrazo sustentable, pero también brinda la posibilidad de que el cliente se involucre con el proceso, desde la recolección y aporte de los propios residuos plásticos domiciliarios, hasta la personalización del color y las medidas de la pieza. Una vez elaborado en Casa BOND -la sede principal que la compañía tiene en San Isidro- el producto se envía terminado a domicilio.