La pandemia trajo desafíos sin precedentes y Bosch desea contribuir, siempre que sea posible, para contenerla. “Estamos comprometidos a colaborar en el desarrollo de soluciones tecnológicas y servicios que puedan ayudar a afrontarla”, dice Besaliel Botelho, presidente del Grupo Bosch América Latina.

Desde que el Covid-19 comenzó a extenderse en la región, el Grupo Bosch implementó una serie de acciones destinadas a proteger a sus casi 9.400 colaboradores de América Latina. Trabajo remoto, vacaciones colectivas e intensificar los cuidados de la higiene son algunas de esas medidas mientras que, en paralelo, equipos multidisciplinarios trabajan en asociación con universidades, centros de investigación y otras entidades para desarrollar soluciones que ayuden a combatir dicha pandemia.

Otra de las iniciativas llevadas a cabo en América Latina fueron la impresión 3D y la donación de las varillas utilizadas en las viseras protectoras transparentes (Face Shields) para hospitales. A nivel global, Bosch quiere contribuir con la prueba rápida Covid-19 y el dispositivo de análisis Vivalytic y planea producir más de un millón de pruebas en 2020 y aumentar a tres millones el próximo año.

Desarrollo de los negocios en 2020: Impacto del Covid-19

Aunque el año comenzó positivamente para el Grupo Bosch en América Latina, las ventas totales acumuladas en los primeros cuatro meses de 2020 disminuyeron en comparación con el mismo período del año anterior como resultado de la pandemia de Coronavirus.

Teniendo en cuenta el escenario actual, es difícil saber cómo serán los resultados de la compañía en 2020. “A partir de ahora, tendremos una nueva “normalidad” que requerirá la revisión de algunos conceptos de mercado por parte de todos los sectores industriales, especialmente el automotriz “, agrega Botelho.

Ahora el objetivo principal es garantizar la liquidez y la sostenibilidad de los negocios y, en la medida de lo posible, el mantenimiento de los puestos de trabajo. “Nuestro propósito, frente a los desafíos actuales, es buscar al menos un resultado equilibrado para el Grupo Bosch en la región”, concluye.

Negocios en 2019: resultado estable en un escenario desafiante

El Grupo Bosch finalizó el año fiscal 2019 con 1.5 mil millones de euros en ventas totales en América Latina, incluidas exportaciones y ventas de empresas no consolidadas. “Incluso con todos los desafíos económicos, políticos y sociales que experimentamos en América Latina en el último año, logramos mantener nuestras ventas al mismo nivel que en 2018. “Nuestra amplia diversidad de negocios en los sectores de movilidad, bienes de consumo, industrial, energía, building technology, agronegocios y minería contribuyeron a este resultado”, señala Botelho.

Nuevos negocios fortalecen la diversidad de las operaciones en América Latina

Una de las principales ventajas competitivas del Grupo Bosch es su diversidad de actuación en diferentes sectores de negocios. La compañía invierte continuamente en el desarrollo de nuevas tecnologías, especialmente en los sectores de agronegocios, minería, Industria 4.0, gestión y monitoreo de flotas. “Creemos que la digitalización, la conectividad y el big data son la base futura de los nuevos modelos de negocio. Nuestras soluciones y servicios siguen esta tendencia y satisfacen las necesidades del mercado local, generando oportunidades de crecimiento en la región”, agrega.

Monitoreo Inteligente IoT 

La solución de control de carga fría de Bosch, implementada en Brasil, permite el seguimiento y monitoreo constante de productos sensibles y de alto valor agregado de la industria farmacéutica. Los sensores registran información como la ubicación geográfica, las condiciones de temperatura y humedad las 24 horas del día, lo que permite tomar decisiones asertivas ante indicios de eventos irregulares, como cambios en la temperatura y la humedad.

Gestión y Mantenimiento de Flotas

La gestión eficiente de flotas y el mantenimiento adecuado de los vehículos son formas efectivas de reducir costos y aumentar la productividad de las empresas. Implementado en Argentina y Brasil, permite a las empresas tener a su alcance los datos esenciales del vehículo en tiempo real, simplificando y optimizando los procesos administrativos, operativos y de mantenimiento sin costos mensuales o de implementación. Además de contar con Bosch Car Service, la red de talleres independientes más grande del mundo, el servicio también ofrece remolque las 24 horas del día, datos para la gestión del mantenimiento preventivo y también correctivo, así como información sobre la forma de conducir, los kilómetros recorridos, entre otros beneficios.

Conectividad en el campo 

Bosch amplía su actuación en el sector de agronegocios, llevando su experiencia en sensores, software y servicios al campo. La solución de Plantío Inteligente Bosch (IPS), desarrollada para satisfacer las demandas de los mercados de Argentina y Brasil, permite optimizar la distribución de semillas según la fertilidad y las curvas del suelo. Además, realiza líneas de corte que evitan la superposición y el desperdicio de semillas, factores que proporcionan una mejor utilización del área plantada. La Solución de Pulverización Inteligente Bosch permite al agricultor rociar herbicida solo donde realmente se necesita. El sistema utiliza cámaras específicas con algoritmos de inteligencia artificial que detectan líneas de cultivo e identifican malezas en el área de cultivo en tiempo real. Ambas innovaciones tienen como objetivo proporcionar más conectividad, ahorro y productividad para el agricultor. 

Industria 4.0 

Bosch es uno de los precursores de la Industria 4.0. A nivel mundial, es usuario de las tecnologías I4.0 en sus operaciones y también es un proveedor de soluciones para que toda la cadena de producción pueda estar conectada, especialmente en pequeñas y medianas empresas. Su experiencia combinada con un amplio know-how en sensores, software y servicios, además de su propia nube IoT, permite ofrecer soluciones completas de I4.0 al mercado latinoamericano. 

Grupo Bosch: perspectivas para 2020 y estrategia a largo plazo 

En vista de la pandemia del Covid-19, Bosch prevé que la economía mundial enfrentará considerables desafíos este año. “Será necesario un esfuerzo supremo para lograr al menos un resultado equilibrado”, anunció la dirección mundial del Grupo Bosch durante la Conferencia de Prensa Anual a fines de abril en Alemania.

A pesar de los desafíos actuales, Bosch mantiene su plan estratégico a largo plazo: como proveedor de tecnología y servicios continúa persiguiendo sus objetivos climáticos de manera sistemática y ambiciosa y, para ello, está desarrollando soluciones que apuntan a respaldar la expansión de la movilidad sustentable. “Aunque actualmente se destacan otras cuestiones, no podemos perder de vista el futuro de nuestro planeta”, dijo Volkmar Denner, CEO del Grupo Bosch mundial. La compañía logrará sus metas globales de acción climática para 2020 y alcanzará la neutralidad de carbono en sus 400 fábricas en todo el mundo. Además, se ha fijado el objetivo de hacer que las actividades a lo largo de su cadena de valor sean lo más neutras posible: para 2030, se espera que las emisiones se reduzcan en un 15%. Bosch también planea unir su experiencia en más de 1.000 proyectos de eficiencia energética en una nueva empresa de consultoría, Bosch Climate Solutions.

A medida que la acción climática está acelerando los cambios estructurales en muchos sectores, el hidrógeno se está volviendo cada vez más importante tanto en la industria automotriz como en la construcción. Bosch está desarrollando, junto con sus socios, celdas de combustible móviles y estacionarias. Con respecto a la movilidad, según Denner es importante contar con una tecnología amplia que no solo establezca un camino único para la movilidad sustentable, sino que también tenga en cuenta motores de combustión eficientes y, principalmente, combustibles sintéticos renovables y celdas de combustible.