Bridgestone, la compañía de neumáticos más grande del mundo, apoya y celebra la Semana Global de la Movilidad, campaña que busca instalar formas sustentables de moverse en todo el mundo.

“Como sociedad debemos ser conscientes y mejorar nuestro impacto ambiental, incorporando algunos hábitos que ayuden a cuidar el medio ambiente”, explica Rodrigo Escudero, Gerente ejecutivo de Marketing de Bridgestone Argentina y Chile. “Desde Bridgestone trabajamos a diario para difundir y educar sobre estas prácticas sostenibles, dado que, a través de nuestro compromiso global “Nuestra Manera de Servir”, buscamos que el mundo sea un mejor lugar para vivir”, agrega Escudero.

Una de las áreas de trabajo prioritarias de Bridgestone gira en torno a la movilidad, en la que promueve formas de moverse más simples, seguras, accesibles e integradas. Por eso, estimula el uso eficiente del vehículo, instalando como tendencia una conducción ecológica pensada para cuidar el medio ambiente.

Ante todo, es indispensable comprobar la presión de los neumáticos ya que un nivel correcto de aire disminuirá la resistencia a la rodadura y así garantizará una mayor adherencia al suelo. Además, con una presión adecuada (indicada en el manual del vehículo) funcionarán de manera más eficiente y lograrán reducir el uso de combustible al andar.

Por otro lado, mantener una velocidad constante también es clave para un manejo eficiente y reducir el uso de nafta. En este punto, se recomienda una conducción lenta y prolongada, manteniendo una distancia segura entre vehículos (que se calcula 0,5 metros por cada kilómetro/hora de velocidad), lo que permitirá evitar aceleraciones y desaceleraciones.

Otro aspecto importante, explican los expertos de Bridgestone, es tener en cuenta que el motor consume combustible incluso cuando no está en movimiento. Si el vehículo está frenado por más de tres minutos, se recomienda directamente apagar el motor. A su vez, es aconsejable no calentarlo antes de empezar a andar, excepto en situaciones de frío extremo.