Burger King Argentina arrancó el año con todo e inauguró el 2022 con la modificación de su imagen visual y, de esta manera, coronó un proceso que comenzó en 2015 con el programa “Comida Real para Gente Real”, cuyo objetivo es liberar su menú de conservantes, colorantes y aromatizantes artificiales.

Para la empresa, 2021 fue un año de transformación, adaptación e innovación debido al contexto de la pandemia. Para muchas fue una oportunidad de crecimiento y desarrollo de sus potencialidades, y lograron invertir para dar prontas respuestas a sus consumidores.

En este sentido, Burger King Argentina tomó la delantera buscando cambiar el paradigma del rubro de las comidas rápidas, siendo líderes en calidad en la industria y únicos en ofrecer productos hechos 100% de carne.

Durante 2021, Burger King Argentina apostó a liberar su menú de conservantes, colorantes y aromatizantes artificiales. En abril, se lanzaron su hamburguesa emblema: la Whopper.

En septiembre, su versión vegetal, 0% carne, 100% Whopper, logró un récord de ventas y dio comienzo a la plataforma Plant Based de la marca, que promete nuevos lanzamientos para el año entrante.

Los lanzamientos que completan estos hitos son los que forman parte de la plataforma Premium Kings Selection, con el lanzamiento del pan de papa sin conservantes, colorantes ni aromatizantes artificiales de Irresistible King.

Además, la presentación de WOWcamole, una hamburguesa desarrollada bajo el programa «Comida Real para Gente Real», que busca ofrecer una combinación de sabores frescos a los fanáticos de la marca con una selección de ingredientes de estación.

“Desde Burger King Argentina apostamos fuertemente al desarrollo de nuestro programa Comida Real para Gente Real, que hoy es un pilar fundamental de todas nuestras acciones, lanzamientos e inversiones”, subraya Nicolás Iribarne, director de Marketing.

“Somos una marca auténtica, y creemos que nuestras opciones deben ser igual de genuinas. Esta premisa nos permitió estar a la delantera de una tendencia que hoy los consumidores reclaman: comida de calidad que no relegue el sabor y la deliciosidad”, agrega.