La empresa de venta directa de cosméticos, liderada por Pedro Gonzales, confía en la búsqueda permanente de perfeccionamiento, porque es “lo que promueve el desarrollo de los individuos”. Esa es una de las razones por las que prioriza la educación entre sus iniciativas.

El 28 de agosto de 1969, Luiz Seabra y Jean Pierre Berjeaout fundaron la Indústria e Comércio de Cosméticos Berjeaout Ltda., que pocos meses después se llamó “Natura”, tal como la conocemos hoy, debido a que sus productos contenían principios activos vegetales. Ese fue el inicio de una red que luego se expandiría por todo el continente.

Desde entonces, la empresa de cosméticos, higiene personal y fragancias que nació en Brasil creció a pasos agigantados y trascendió las fronteras para instalarse en siete países de América Latina y también en Francia. Realiza sus ventas a través de representantes alrededor del mundo, para lo que cuenta con un tejido de 1,5 millones de consultoras, casi 7000 colaboradores y cerca de 100 millones de consumidores, todo apoyado siempre sobre una base: integrar el conocimiento científico y el uso sostenible de la biodiversidad botánica para construir las principales plataformas tecnológicas a la hora de desarrollar sus productos y conceptos.

Frente a la “exitosa” situación actual, el Presidente de Natura Argentina, Pedro Gonzales, destaca la importancia y el entusiasmo con la operación que la empresa realiza en el país desde 1996: “Estamos en un proceso de internacionalización, y la Argentina es el principal mercado fuera de Brasil. Venimos con crecimiento acelerado. Es un momento muy especial”.

¿Por qué dice esto?

Por lo que estamos logrando construir con los argentinos. La red de relaciones que estamos armando acá nos deja muy orgullosos. En 2010 comenzamos un proceso de producción local en el país que avanzó muchísimo en estos años. El objetivo para 2013 fue que el 60% de nuestra facturación fuera a través de productos hechos en el país. Destaco la relevancia de nuestra operación en la Argentina.

En el informe Natura 2012, la presidencia del Consejo de Administración de la empresa señaló que en América Latina, donde están sus principales mercados de actuación, se vive un período de crecimiento constante, aunque de forma heterogénea, y persisten las desigualdades sociales. Mientras que en el ámbito global, la crisis puede ofrecer la oportunidad de fundar las bases de un nuevo capitalismo que promueva un modelo de desarrollo sustentable, justo e inclusivo.

“El futuro, por lo tanto, está en construcción, y esa obra es responsabilidad de cada uno de nosotros, ciudadanos, Gobiernos, organizaciones de sociedad civil y empresas”, indicó el mensaje de la compañía. A su vez, sostuvo que la visión de emprender un proyecto colectivo de empresa en torno a propósitos comunes ha impulsado a Natura a lo largo del tiempo.

Es que se trata de una empresa que camina con el convencimiento de que, más que nunca, es imprescindible un cambio radical en el actual modelo de desarrollo. Considera que las crisis actuales -económica, ambiental, social- pueden revelar enormes oportunidades relacionadas a la sustentabilidad, motivando la creación de una nueva sociedad comprometida con el uso equilibrado de los recursos naturales y con mayor justicia social e inclusión. Por eso, Natura atiende el impacto de su actividad y construye sobre sus capacidades para favorecer el surgimiento de una nueva sociedad.

En todo esto, es esencial ser sustentable: “Significa utilizar adecuadamente los recursos que estén disponibles, asegurando las necesidades de las generaciones futuras”, señala la empresa en su presentación institucional, en la que explica que el desafío es hacer de la sustentabilidad uno de los pilares de la innovación y la generación de nuevos negocios. El tema es un componente “muy importante” en la planificación de la compañía y “ayuda a definir” sus objetivos, las actividades de educación, el análisis de desempeño y la compensación de los colaboradores, entre otros.

La estrategia de sustentabilidad de Natura nació de la relación que tiene con sus clientes, proveedores y todos sus socios, quienes cooperan para identificar los problemas socioambientales más importantes que pudiera generar el negocio de la empresa: “Denominamos a estos problemas `Temas Prioritarios¢, como lo es por ejemplo la educación, y los consideramos en el momento de planificar y definir nuestros proyectos y programas”.

Así, para contribuir al desarrollo de los países en los que está instalada, Natura mantiene relaciones comerciales con sus comunidades a fin de adquirir los insumos naturales que utiliza para sus productos, influyendo directamente en el desarrollo económico y social de esas poblaciones.

“Creemos que nuestro trabajo puede inspirar a la gente de nuestra red -colaboradores, consultores, consumidores, proveedores, accionistas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y organismos gubernamentales- a desarrollar y adquirir una conciencia socioambiental cada vez mayor”, es el mensaje de la empresa.

En este sentido, Gonzales explicó: “La sustentablidad no es para nosotros un proyecto o un área aparte. Construimos nuestra empresa a través de un pensamiento que sea sustentable. Está en la base de nuestra compañía. Nosotros medimos resultados a través del aspecto social, ambiental y financiero hace mucho. Acompañamos indicadores de resultados de nuestra cadena mirando estos tres pilares”.

¿Cuáles son las prioridades?

Son siete. Obviamente todos los años hacemos una revisión, pero tenemos los temas prioritarios de sustentabilidad: agua, cambio climático, sociobiodiversidad, calidad de relaciones, residuos, educación y emprendedurismo. En todas nuestras acciones miramos estos puntos. En la Argentina elegimos hacer foco en educación, residuos, calidad de relaciones y cambio climático. 

¿Por qué?

Porque tiene que ver con el fortalecimiento de nuestra cadena de valor. Fue hecho en consenso y viendo cuáles eran los ejes. La sustentabilidad está en todo, pero buscamos apoyar planes específicos para, por ejemplo, medir nuestro impacto de residuos en el país y trabajar en su reducción y en un mayor reciclaje.

Natura hace hincapié en que su razón de ser es “crear y comercializar productos y servicios que promuevan el bienestar/estar bien”, con una lógica de trabajo en sustentabilidad y en “cómo esta permea nuestra forma de hacer negocios y de qué manera plasmamos nuestras prioridades y compromisos con iniciativas concretas”.

Debido a la actuación alineada con los principios de la sustentabilidad, Natura fue distinguida con diversos reconocimientos. Nuevamente fue elegida este año como la segunda empresa más sustentable del mundo -y primera del hemisferio sur- en el ranking Global 100, de la organización canadiense Corporate Knights, anunciado en el Foro Económico de Davos.

A su vez, desde el 2000 produce su propio informe anual de sustentabilidad, siguiendo las directrices del Global Reporting Initiative (GRI) en su versión G3, atendiendo el nivel de aplicación A+. Desde 2002 publica el informe de sustentabilidad y el informe anual (financiero) en un único documento para reflejar en forma conjunta todas las dimensiones del negocio: económico y financiero, ambiental, social y de gobierno corporativo.

¿Cuál sería la definición de sustentabilidad de Natura?

Como un componente de gestión. Creemos que la transformación de la sociedad para un mundo mejor viene a través de tener una postura ética de la vida. La sustentabilidad es parte de esta visión de lograr un mundo mejor para las generaciones que siguen. Es un componente de la marca. Es transversal, no forma parte de un área. Se encuentra en el día a día de la gestión, tomamos decisiones de negocio mirando siempre que esté alineada con la empresa que queremos ser para el mundo y para la comunidad. 

¿En qué cosas concretas se puede ver esta concepción?

En muchísimas. En innovación de productos es clave. Cuando se lanza un producto, no puede tener más huella de carbono que el que va a reemplazar. La relación con nuestras consultoras y con los consumidores es muy relevante. Entregamos los productos en el hogar de cada consultora y que lleguen perfectos es importantísimo para nuestro negocio. A veces se piensa en usar una caja para proteger los productos, pero para que pueda ser aprobada debe tener igual o menor impacto. Si va a ser muy bueno para el cliente, pero genera mayor impacto ambiental, tendremos que buscar otra solución de entrega.

En este aspecto, Natura actúa porque también sabe que los cortes significativos en el volumen de carbono lanzado en la atmósfera serán realmente capaces de contener los cambios climáticos. La acción en relación a este tema fue la creación del programa Carbono Neutro en 2007. En su página web, la compañía informó que en el 2010 redujo un 21% sus emisiones relativas de GEI (gases de efecto invernadero).

“La meta para 2013 es llegar a una reducción del 33%. Realizamos un diagnóstico amplio de nuestras operaciones en 2010, de tal forma que pudimos identificar nuevas oportunidades de reducción y movilizar toda la empresa para que el resultado sea alcanzado. El nuevo estudio contempla las ganancias previstas con los diversos proyectos estructurales en curso, desde la revisión de la masa de los productos y del uso de biopolímeros en embalajes hasta el proceso de distribución con el nuevo modelo logístico y comienzo de la manufactura internacional”, detalló la empresa. 

Educación para mirar el futuro

Recientemente, Natura se convirtió en la primera empresa latinoamericana en integrarse al movimiento internacional B-Team, una iniciativa global sin fines de lucro que busca impulsar los negocios sustentables y promover que las empresas sean fuerzas motrices para un futuro donde los beneficios económicos estén integrados con los beneficios sociales y ambientales. Entre sus ejes, la compañía tiene la innovación en ciencia, en tecnología y en la creación de redes de conocimiento.

Todo esto va de la mano de las creencias de la empresa, que considera que “la vida es un encadenamiento de relaciones. Nada en el universo existe por sí solo. Todo es interdependiente”.

La búsqueda permanente de perfeccionamiento es lo que promueve al desarrollo de los individuos, de las organizaciones y de la sociedad. También por eso las iniciativas de educación ocupan un lugar muy importante en Natura. Esto no es algo nuevo, viene desde 1995, cuando creó el programa Creer para Ver con el objetivo de contribuir a mejorar la educación pública en Brasil, que luego fue replicado en otros países. Mientras que en 2011 creó el Instituto Natura, una organización sin fines de lucro y con sede independiente que nació para expandir y fortalecer las iniciativas además de perfeccionar los procesos internos y las prácticas de gestión y gobernanza de las acciones sociales realizadas. La promoción de la educación es, sin dudas, uno de sus temas prioritarios en materia de sustentabilidad, ya que es uno de los mecanismos decisivos y poderosos para darles impuslso a los procesos de transformación de la sociedad.

¿Cómo es el trabajo en educación en la Argentina?

Desde 2008 tenemos un programa que se llama Creer para Ver, donde nuestras consultoras, que son nuestras revendedoras, nos ayudan a distribuir productos desarrollados exclusivamente para que toda esa ganancia sea aplicada a proyectos de educación. Comenzamos con dos escuelas y hoy llegamos a beneficiar a alrededor de 100.000 personas. Este año invertimos cerca de 2,8 millones de pesos en educación en el país.

El programa Creer para Ver moviliza recursos a partir de su amplia red de relaciones para financiar iniciativas que contribuyan a la educación. Los fondos que Natura recauda a través de esta línea exclusiva de producto son donados a la organización CLAYSS (Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario), que aporta recursos y capacitación para escuelas solidarias, donde los alumnos utilizan los conocimientos adquiridos en las aulas para resolver problemáticas de su comunidad. Este es uno de los programas más importantes de Natura, que también tiene otras acciones mensuales, con contenidos inspiradores y ampliadores de conciencia para sus colaboradores: “Hacemos charlas que llamamos ‘Iluminados’, que es generar que nuestros colaboradores y empleados tengan una visión sustentable”, dice Gonzales.

¿Cómo son estas charlas?

La idea es escuchar cosas fuera del negocio, porque cuando uno habla de la sustentabilidad, habla de qué cosas están pasando en el mundo. A las charlas puede venir, por ejemplo, un líder social para referirse a temas que tienen que ver con Natura. También se les explica a nuestros consultores por qué venden determinado repuesto, que para nosotros es un indicador ambiental. Les contamos que, además de ser un 20% más económico, el repuesto también es un elemento de fidelización que reduce el impacto ambiental. Lo que buscamos es desarrollar ciudadanos más conscientes.

 

Pedro Gonzales

– Colegio: Una escuela en el interior de Brasil, en un período en que la educación pública aún lograba formar de modo integral a los jóvenes en ese país.

– Universidad: Administración de Empresas.

– Posgrados: MBA en Finanzas – Universidad de Sao Paulo.

– Idiomas: Las lenguas siempre fueron un tema en mi vida. Portugués, y siempre peleando con el inglés y el español, que necesito perfeccionar mucho.

Hobbies: Artes en general y música en especial.

– Tu mayor logro: Mantenerme leal a mis principios y propósitos.

– El rasgo principal de tu carácter: Sentido de justicia.

– Persona viva que admirás: Admiro al hombre común que construye nuestra historia día tras día. Me viene un verso de Los Justos, de Borges: “Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo”.

– Tu personaje histórico favorito: Leonardo da Vinci.

– Tu mayor atrevimiento en la vida: Creer que todo es posible.

– Lo que cambiarías si volvieras a nacer: Con toda la humildad, nada.

– Lo que aún te resta hacer en tu vida: Me gusta imaginar que falta casi todo.

– Tu posesión más atesorada: Las personas queridas, mi familia y mis amigos.

– El talento que desearías tener: Dominar con eficiencia la ansiedad.

– Momento y lugar en el que has sido más feliz: Argentina, enero de 2013. Felicidad es vivir con pasión el momento presente.