Cabify ahora forma parte de la mayor iniciativa voluntaria de Responsabilidad Social Corporativa con más de 13.000 entidades firmantes y presencia en más de 160 países basada en 10 principios universales.

“En Cabify, la RSC está conectada con nuestra esencia y propósito como empresa. Nuestra estrategia empresarial está orientada a desarrollar alternativas de movilidad que impacten positivamente en el bienestar de la población y sean respetuosas con el entorno”, indicó David Pérez, Director Global de RSC de Cabify.

La primera iniciativa en anunciarse derivada del compromiso social de Cabify desde la creación formal de esta área es su adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas. El Pacto Mundial trabaja desde el año 2000 para conseguir el compromiso de todo tipo de organizaciones en la aplicación y extensión de sus Diez Principios, relativos a derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la corrupción

En este sentido, Cabify comparte desde su fundación la convicción de que las prácticas empresariales deben ayudar a que el mundo corporativo sea más sustentable así como social y económicamente inclusivo.