Casio presentó el modelo EDIFICE EQS-940, alimentado por energía solar e inspirado en el rotor de freno de disco de los automóviles deportivos.

Este método de carga reduce el impacto medioambiental, ya que no requiere de energía eléctrica. El sistema de carga solar almacena suficiente energía como para cinco meses de uso continuo.

En febrero de este año, la marca presentó otra línea de relojes con la sustentabilidad como eje: el modelo PRW-61 utiliza plásticos de biomasa en la caja, la correa y el fondo de la caja. Los plásticos de biomasa respetuosos con el medio ambiente utilizados por Casio para este reloj se producen utilizando materiales derivados de semillas de ricino y maíz, así como otras materias primas.