Con su programa permanente de separación y reducción de residuos, la compañía trabaja todos los días para colaborar con el medioambiente.

Desde la Compañía se diseñaron procedimientos específicos y se implementaron Planes de Capacitación al personal responsable de la gestión de los residuos, con el objetivo de mejorar los procesos en los que se maximiza la recuperación de materiales reciclables o valorizables y de reducir la cantidad de basura.

Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son separados en tres fracciones: húmedos (basura en general), secos (material reciclable) y orgánicos (los procedentes de los sectores de panadería, verdulería, carnicería, pescadería, pastas, fiambrería y lácteos).

Además, desde  41 de sus locales de CABA,  se comprometieron en llevar adelante un plan de recolección diferenciada de la basura orgánica, que es retirada y trasladada a un centro donde se transforma en compost, que luego se utiliza para mejorar el suelo de los espacios verdes públicos.

Durante el 2013 se reciclaron 1131 toneladas mensuales de sus tres materiales principales de reciclados: cartón, nylon y tapas plásticas. En el 2014 se reciclaron 1165 toneladas mensuales y durante el 2015 se sumó a sus tres materiales reciclables el orgánico, sumando aproximadamente 1328 toneladas mensuales. En 2016 se separaron aproximadamente 1345 toneladas, previendo incrementar sensiblemente hasta final de año.

Con este proyecto, se cumplen objetivos simultáneos: disminuir el volumen de residuos con destino final al Ceamse; obtener material compostado que puede mejorar la textura y estructura del suelo en los espacios verdes públicos de la ciudad; contribuir con las cooperativas autorizadas y sobre todo cuidar el planeta.