En el marco de su 130° aniversario, esta semana Cervecería y Maltería Quilmes anunció inversiones por más de $ 5.000 millones de pesos para potenciar su negocio y promover el desarrollo de la agroindustria cervecera en el país. El desembolso se realizará durante el 2020 con el objetivo de sustituir importaciones, readecuar la producción local y aumentar las exportaciones.

La inversión generará un impacto positivo en varias regiones del país. Incluye una nueva línea de producción en Cervecería Quilmes; la elaboración de marcas internacionales que por primera vez se realizan en Argentina como las cervezas Corona y Michelob Ultra; la ampliación de la Maltería en Tres Arroyos; una nueva planta de desgerminado de maíz en Cervecería Corrientes; ampliación del depósito en Cervecería Zárate; y el desarrollo y lanzamiento de la primera cerveza con cero alcohol de la Argentina, Quilmes 0,0%.

El anuncio se realizó durante una visita a la icónica cervecería situada en Quilmes, en la que participaron el Presidente de la Nación, Alberto Fernández; el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y la Intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la Secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Por parte de la compañía asistieron Martín Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes; junto a Gonzalo Fagioli, vicepresidente; Erica Zamora, vicepresidenta de Gente; y Juan Mitjans, director de Relaciones Institucionales, quienes comunicaron a los funcionarios esta nueva apuesta que reafirma el compromiso de la compañía que ya lleva 130 años en el país.

La agroindustria cervecera es una economía federal presente en todo el país. Cervecería y Maltería Quilmes genera 6.000 empleados directos y 130 mil empleos indirectos e inducidos en toda la cadena de valor que va desde los campos de cebada hasta la botella. Sólo durante los últimos 8 años, Cervecería y Maltería Quilmes ha generado 1.000 empleos nuevos. “En este momento tan difícil que estamos atravesando, nuestro mayor desafío es poder mantener a todo nuestro ecosistema activo: a nuestros más de mil productores de cebada; a las más de 5.000 pymes que integran nuestra red de proveedores, a los 173 distribuidores que son Pymes independientes que llevan nuestros productos a más de 300 mil comercios en todo el país y, sobre todo, poder estar cerca de nuestras comunidades que son quienes más nos necesitan”, finalizó el presidente de la compañía.