El 28 de enero de cada año se celebra el Día Internacional de la Protección de Datos Personales para recordar la importancia de preservar a las personas con respecto al tratamiento automatizado de datos de carácter personal. Durante octubre en Argentina ha tenido lugar uno de los mayores incidentes en este sentido, con el “robo de datos” al Renaper (Registro Nacional de las Personas) y este hecho alentó a las empresas a aumentar sus políticas de protección.

Hacia finales de 2021, Check Point Research observó que a nivel global los ciberataques contra redes corporativas aumentaron en un asombroso 50% con respecto al año anterior. El sector de educación e investigación fue el más afectado, con un promedio de 1605 ataques por semana, estando muy cerca las organizaciones gubernamentales, compañías de comunicaciones y los proveedores de servicios de Internet.

Por otro lado, los ataques al sector de salud aumentaron un 71% comparado a los niveles previos a la pandemia, lo que demuestra que los atacantes no poseen límites.  En su Informe de seguridad de 2022, también se informó que el correo electrónico se volvió la forma más popular de distribución de malware a lo largo de la pandemia, que ahora ya representa el 84%.

Más allá del mundo corporativo, también quedó claro que los ataques a gran escala en infraestructura crítica, como el incidente de ransomware en Colonial Pipeline, tuvieron un impacto muy real en la vida cotidiana de las personas.

Como la adopción de mejores prácticas de seguridad promovidas por este día es vital, desde Check Point Software promueven que prevenir debe ser el foco principal ya que detectar no alcanza. De acuerdo a su experiencia, cuando hay una brecha (y el malware está adentro) ya es tarde; es por ello que las empresas no pueden permitirse el lujo de conformarse con el segundo lugar cuando se trata de defenderse de amenazas en constante evolución.

“En Check Point Software estamos siempre trabajando arduamente en el desarrollo de tecnologías de vanguardia totalmente enfocadas en prevención (como los nuevos firewalls Quantum Lightspeed) y mejorando de forma constante nuestra plataforma global de inteligencia de amenazas (Threat Cloud) que se integra y potencia todas nuestras soluciones de software”, dice Alejandro Botter, Gerente de Ingeniería para el Sur de Latinoamérica en Check Point Software.