Chery confirmó que en sus planes está la instalación de una fábrica de autos eléctricos en la Argentina, desde la cual se distribuirían unidades al mercado local y regional. La marca china quiere radicarse en el país con las nuevas tecnologías de movilidad.

El objetivo de Chery, de acuerdo al comunicado oficial, es “construir a la Argentina como la base de vehículos de nueva energía de la marca para la región, con la instalación en el país de una fábrica que producirá estos autos”. “Argentina es un punto estratégico clave para llegar a los mercados de Sudamérica y América Central”, explicaron desde la compañía asiática.

El plan de Chery contempla dos partes: la primera es invertir en una curtiembre en La Rioja para producir el cuero necesario para sus autos, propuesta que ya fue elevada a la secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación; la segunda, invertir en una planta de producción de autos eléctricos, en el marco de la Ley de Electromovilidad que anunció Alberto Fernández en marzo del año pasado.