Organizaciones de la región que componen el Civil 20 (C20) se juntaron en una mesa redonda multi sectorial, para trabajar sobre las preocupaciones y transiciones que presenta el futuro del trabajo en el contexto de la revolución tecnológica, que tiene como característica la automatización y la robotización. El objetivo fue promover y dar relieve a los debates en torno a la educación y el trabajo para lograr incidencia en la agenda de la Cumbre del G20, próximo a celebrarse en Buenos Aires.

La convocatoria para este encuentro fue por parte de la Fundación SES, ICAR y FOCO. El debate se dividió en cuatro paneles temáticos, fue en torno a los roles y las responsabilidades que deben asumir frente a este panorama los gobiernos y las empresas en los nuevos escenarios de trabajo y empleo.

Entre las organizaciones presentes se encontraron: UNICEF, OIT, CONICET, SADOP, CGT, CIEDH, organizaciones sociales y representantes de los gobiernos de Argentina, Brasil y Uruguay.

Uno de los ejes fue descartar el mito de que las nuevas tecnologías son responsables de la desregulación, el deterioro de derechos de los trabajadores o la pérdida del trabajo y el empleo. Las variables económicas locales y globales afectan de forma más determinante sobre el empleo y su futuro.

Las grandes preocupaciones actuales y de cara a su profundización en el futuro son: la flexibilización, la informalidad, y la discriminación e inequidad en estos ámbitos. En este sentido, las mujeres están “tres pasos” atrás. La informalidad, para las mujeres, es mayor y el acceso al trabajo, menor porque no se tiene en cuenta la compatibilización del tiempo de trabajo con las tareas de cuidados y tareas domésticas. “Cuando a un empleado o empleada no se le paga lo justo, es esclavitud moderna. Sí la docente cobra un salario que no le alcanza para vivir, es una forma de esclavitud de la que todos participamos”, afirmó Marcela Brown, Coordinadora del Área de Educación de Fundación SES.

A partir de la colaboración de todos los sectores y de la puesta en común, se producirá un documento como parte de las recomendaciones a la agenda del G20.