El agua es esencial para la salud de las personas, indispensable para los ecosistemas y necesaria para la prosperidad económica en todo el mundo. Sin embargo, 1 de cada 3 personas en el mundo no tiene acceso a agua potable. Conscientes de esta realidad, Coca-Cola Argentina, Arca Continental y Proyecto Agua Segura trabajan para acercar tecnología y capacitaciones a las comunidades de Caspichango y La Calera, en Tucumán.

El objetivo es el de reforzar los hábitos de higiene personal y domiciliarios para prevenir enfermedades y mejorar la salud integral de sus habitantes, además de generar conciencia sobre la importancia de cuidar el agua, un recurso tan fundamental como escaso. La escuela rural N°101 “Batalla de Salta”, ubicada en Caspichango, fue la primera de este proyecto en recibir un filtro microbiológico. Una novedad tecnológica que les permitirá, por fin, tener acceso seguro a este recurso.

“Estamos orgullosos de poder haber concretado este proyecto de acceso a agua y concientización sobre higiene y cuidado que enriquece la cadena de valor de ambas empresas. Creemos firmemente en el trabajo en conjunto y en la articulación con los tres sectores. Hoy, doscomunidades cuentan con acceso a agua segura tanto en las escuelas como en los hogares», celebró Lía Renzini, Directora de Proyectos de Proyecto Agua Segura.

El trabajo que Proyecto Agua Segura realiza en la zona contribuirá a profundizar el impacto positivo de las obras que San Miguel Global -productora de cítricos líder del hemisferio sur que forma parte de la extensa cadena de valor de Coca-Cola en nuestro país- llevó adelante para extender la red de agua potable hacia esas dos localidades, que antes se abastecían con la llegada semanal de un camión cisterna. En concreto, los trabajos beneficiaron a 22 familias en Caspichango y 36 en La Calera que ahora cuentan con servicio en sus hogares. Como corolario de este proceso, junto a Proyecto Agua Segura, San Miguel está dictando talleres para capacitar a las familias involucradas acerca del uso seguro y eficiente del recurso hídrico.

“Esta iniciativa forma parte de un programa de agua que iniciamos en 2019 con una obra de conexión intra-domiciliaria en el barrio La Calera que continuó avanzando en la zona de Caspinchango y Monte Grande para llegar en total a más de 100 familias. Así prevemos contribuir con el acceso al agua, una condición básica y necesaria para el bienestar de nuestras comunidades”, señaló Guillermina Maier, Directora Global de Recursos Humanos y Asuntos Corporativos de San Miguel. 

Compromiso a largo plazo

En el Día Internacional del Agua, Coca-Cola reafirma el compromiso con el cuidado del agua a través de su estrategia global al año 2030 con una visión: lograr la seguridad hídrica para las comunidades en las que opera y brindar soluciones de impacto inmediato.

“Aun cuando somos capaces de manejar este recurso de forma sostenible y de planificar el uso del agua, sabemos que tenemos que trabajar de manera conjunta y participar en la búsqueda de soluciones en las comunidades donde estamos presentes porque el acceso a agua es un derecho de todos”, señaló Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Sustentabilidad y Comunicación de Coca-Cola de Argentina y Uruguay.

Hace más de una década la Compañía desarrolló una política marco de manejo de agua basado en cuatro pilares: Proteger cuencas, Reabastecer el agua que utiliza en sus bebidas, Reducir el consumo de agua en sus plantas y Reciclar el agua de sus procesos productivos.

Gracias a ese trabajo, desde 2015 –cinco años antes de lo previsto- la Compañía alcanzó  la meta global de regresar a las comunidades y la naturaleza el 100% del agua utilizada en sus bebidas, porcentaje que desde 2019 supera el 160 por ciento en nuestro país. En 2020, se logró elevar el indicador al 220 por ciento.

En Argentina,  este objetivo se hizo posible gracias al trabajo conjunto con organizaciones expertas como Proyecto Agua Segura, Fundación Avina, Fundación Vida Silvestre, The Nature Convervacy, WWF, Water for people, Millenium Water Alliance, ProNatura, ONU-Hábitat, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).