Coca-Cola FEMSA, el embotellador y comercializador líder de bebidas multicategoría, promueve a través de su estrategia de sostenibilidad el desarrollo de iniciativas para contribuir al cuidado del medio ambiente a través del uso de energía limpia, manejo de residuos, promoción del reciclaje y cuidado del agua en todos los países donde opera.

En 2018, las plantas en Argentina utilizaron 1859,33 toneladas de materiales reciclados y renovables, donde además el 11,5% de sus envases contiene resina PET reciclada.

Esto forma parte de un esfuerzo global de Coca-Cola FEMSA, que incluye una inversión en el desarrollo de los empaques de PET, haciéndolos más ligeros e integrando un promedio de 21% de resina reciclada PET, en línea con su meta 2020 de alcanzar un promedio de 25%. Este esfuerzo le ha permitido ahorros de más de 25 mil toneladas de resina PET desde 2011.

Otra meta de la compañía es reciclar el 90% de los residuos generados en sus plantas embotelladoras. El año pasado, las operaciones que la compañía tiene en el país lograron reciclar más del 81% de los residuos producidos, logrando cerrar el año con un total de 9.226 toneladas recicladas. En lo que respecta al 2019, el porcentaje de reciclado incrementó en un 3% interanual, alcanzando valores que rondan las 2000 toneladas extras en junio.

Sumado a estos esfuerzos, Coca-Cola FEMSA forma parte de la iniciativa “Un Mundo sin Residuos”, impulsada a nivel global por la Compañía Coca-Cola y que tiene como principales metas: asegurar que todos los empaques de sus bebidas sean 100% reciclables para 2025, integrar 50% de resina reciclada de PET a las botellas y lograr recolectar el 100% de los empaques para el 2030.

Coca-Cola FEMSA además forma parte del Pacto Global para la Nueva Economía de Plásticos, liderado por la Fundación Ellen MacArthur, con el apoyo del World Wide Fund for Nature, el Foro Económico Mundial y The Consumer Goods Forum, entre otros organismos. El compromiso global convoca a los sectores público y privado a alcanzar de manera colaborativa su visión de una economía circular para el plástico.

Como líder total de bebidas, Coca–Cola FEMSA sigue transformando sus modelos operativos, incorporando las mejores prácticas para operar en armonía con en el medio ambiente, generando valor económico y bienestar social, en colaboración con sus grupos de interés.