La cuarentena por el COVID-19 cambió los hábitos de las personas. Las formas de comprar, de trabajar, y hasta de comunicarse fueron modificándose por el contexto que estamos atravesando en todo el país. Uno de los desafíos que se presentan, es cómo ocupar todo el tiempo libre que se presenta, en particular en las familias con hijos pequeños.

Así, cocinar surgió como una actividad recreativa relevante. No sólo porque ahora se dispone del tiempo para probar nuevas recetas y crear platos, sino también por la facilidad de poder elaborar uno mismo alimentos que anteriormente se hubieran comprado hechos. Es el caso del pan, que muchas familias eligen amasar en sus propias casas, aumentando las ventas de harina en casi un 30%. De la misma forma, entre los más consumidos encontramos la leche, el pollo, las legumbres y conservas, y todos ingredientes básicos para incorporar en las recetas. En cuanto a electrodomésticos, los que tienen una función para la cocina lideran los mercados junto con los artefactos tecnológicos de entretenimiento, como celulares, televisores y tablets.

Los argentinos están destinando su capacidad de ahorro a poder acondicionar sus hogares y transitar de la forma más cómoda posible el aislamiento social. En este momento, se hace presente la importancia de tener una cocina bien equipada.

En este sentido, marcas como Longvie ofrecen a través de su tienda online sus líneas de cocinas, hornos y anafes eléctricos y a gas para permitirle a todos desplegar su creatividad en estos tiempos y que sean igual de funcionales en la futura vuelta a la normalidad. Sus electrodomésticos se adaptan a las necesidades de cada hogar, brindando un eficiente ahorro energético, dado que cuentan con certificados a alta Eficiencia Energética para promover un menor consumo de gas y evitar sumar mayores costos a las facturas de servicios.

Estamos ante una oportunidad potencial de crear, experimentar y hacer actividades con los que más queremos. Quedarse en casa se vuelve más sencillo con las herramientas necesarias para entretenerse.