Colgate lanzó su campaña Por un planeta que sonría y refuerza su misión sustentable, en busca de empoderar a los consumidores para adoptar una rutina de cuidado oral más amigable con el medioambiente.

La campaña busca promover la adopción de una rutina de cuidado oral más amigable con el medio ambiente y celebra un acontecimiento histórico para la marca: sus principales cremas dentales, con tubo 100% reciclable.

“El desperdicio cero es un objetivo que es ético, eficiente y visionario, para guiar a las personas a cambiar sus estilos de vida y prácticas para emular ciclos naturales sostenibles, donde todos los materiales desechados están diseñados para convertirse en recursos para otros”, señalaron desde la compañía.

Bajo los objetivos de su ambiciosa estrategia de sustentabilidad de cara al 2025, migró a un tubo 100% reciclable dentro de su portfolio de cremas dentales, bajo sus principales submarcas: Natural Extracts, Zero, Smiles, Herbal, Máxima Protección Anticaries, Triple Acción y, ahora, Total 12. Este tubo está fabricado con materiales HDPE, por lo que el plástico se puede reutilizar. Este proceso es idéntico al de una botella y al mismo tiempo, permite ser presionado como un tubo.

“Básicamente, lo que hace que los tubos de nuestros productos sean 100% reciclables es que se dejó de lado la utilización de aluminio en su composición, logrando así que estén hechos totalmente de plástico, material que es apto para reciclado”, explica Sergio Herrera, Director de Marketing de Colgate-Palmolive.

Para contribuir con la sustentabilidad dentro de la industria del cuidado oral, Colgate adicionalmente compartió la propiedad intelectual de su tubo reciclable, que cuenta con el reconocimiento de la Asociación de Recicladores de Plástico.

Ser pioneros en tener un amplio portafolio con tubo reciclable es parte de un largo camino de trabajo sustentable. En línea con la estrategia de sustentabilidad de 2025, Colgate promueve la reducción del impacto ambiental desarrollando productos como el cepillo dental Colgate Bamboo con mango biodegradable, limitando la producción de cepillos con plástico virgen y desarrollando envases de enjuagues reciclables. Por su parte, el fomento del cuidado del agua durante el cepillado de dientes es un eje educativo que ha guiado las acciones de la marca desde hace décadas.

A su vez, dentro los logros más recientes en sustentabilidad, la planta de Colgate en San Luis, Argentina logró la certificación TRUE (Uso y Eficiencia de los Recursos Totales) Cero Residuos otorgado por la organización Green Business Certification Inc. (GBCI). Los espacios certificados TRUE son ambientalmente responsables, más eficientes en recursos y ayudan a convertir los desperdicios en ahorros y flujo de ingresos adicionales.