El domingo 6 de noviembre en Egipto se dio inicio a la conferencia sobre cambio climático COP27, que se extenderá hasta el 18 de noviembre y tiene como objetivo encontrar acuerdos para combatir los cada vez más graves impactos del cambio climático con los problemas añadidos de la guerra y la crisis económica.

Con la presencia de 120 jefes de Estado y de gobierno, y más de 40.000 participantes que se han inscrito en las conversaciones de este año, el evento busca ser un punto de inflexión e inspirar a la acción frente a las causas urgentes tratadas durante los debates.

El reciente electo Presidente de la COP27, el ministro de Exteriores egipcio, Sameh Shukri, aseguró que “esta reunión pretende lograr una acción multilateral colectiva en medio de una creciente alarma por los fenómenos meteorológicos extremos”, y agregó “en aras de una correcta aplicación de las promesas y los compromisos, necesitamos una participación más eficaz y amplia de todas las partes relevantes de los actores no estatales cuyo papel es igual de importante que el de los Estados, es decir, el sector privado”.