El espectáculo que brindan los fuegos artificiales en esta época del año es un momento emocionante para muchas personas, pero suele ser una pesadilla para los perros y gatos. Es por eso que DogHero, la comunidad que conecta a los dueños de mascotas con anfitriones que hospedan los perros en su casa más grande de América Latina, se suma a las diferentes campañas que hay de cara a los festejos por Navidad y Año Nuevo para proteger y respetar a los animales que tanto sufren con los estruendos pirotécnico.

Muchos perritos tienen miedo de los fuegos artificiales y eso puede llevarlos a babear, temblar o incluso otras consecuencias más graves. En este marco, Thaís Matos, la veterinaria de DogHero, explica algunos consejos y cuidados básicos para evitar el miedo y estrés en las mascotas.

  1. Mantener las puertas y ventanas cerradas

Mientras algunas personas festejan con fuegos artificiales, los perros y los gatos pueden tener mucho miedo a las fuertes explosiones y las luces brillantes. Por lo tanto, se aconseja es cerrar todas las puertas y ventanas, y cubrirlas con cortinas para que el ambiente sea más seguro. “Esta actitud ayuda a amortiguar el ruido de los incendios y a suavizar el impacto de las luces que molestan al animal. Otra opción es encender la televisión o la radio, para disimular el ruido de las explosiones”, indica la veterinaria.

  1. Usar la técnica de la banda para perros

Muchos perros sienten a los fuegos artificiales como una amenaza porque es bastante ruidoso e inesperado. Uno de los consejos principales es usar una banda llamada ‘Tellington Touch (TTouch)’. La técnica consiste en vendar algunos puntos del cuerpo de su cachorro para que se sienta más seguro. Se puede usar una banda, venda o tela.

El procedimiento es simple: hay que colocar la tela a la altura del pecho del perro, cruzar los extremos después del cuello en el área de la espalda y luego hacer lo mismo debajo de la espalda. Finalmente, atar un nudo firme cerca de la columna vertebral. Hay que asegurarse que la correa esté firmemente unida al cuerpo del perro pero que no esté apretada. Dejar el nudo en el costado del cuerpo del perro, nunca sobre la columna vertebral. “Es importante poner la tela al menos 30 minutos antes del turno para que el perro se acostumbre y no se traume o asuste”, explica Thaís.

  1. Hacer que el momento sea agradable para tu perro

Las explosiones de fuegos artificiales y las luces del cielo pueden provocar ansiedad y crisis de estrés para los animales. Pueden sentirse angustiados, atrapados o desprotegidos y comenzar a temblar, buscar un escondite e incluso intentar escapar. La idea, por lo tanto, es hacer que este momento sea lo más placentero posible, como algo que lo vincule al humano. En este sentido, se aconseja mostrar confianza, no pelear con la mascota, usar juguetes y darle bocadillos.

Estas actitudes calmarán al perro.

  1. Evitar que el perro quede atrapado con collares o cadenas.

Dado que puede enojarse mucho durante esta época, la idea es evitar atarlo, ya que si intenta escapar puede lastimarse o incluso ahorcarse. “Como se menciona anteriormente, lo ideal es poner a su cachorro en un ambiente oscuro y seguro, pero siempre y cuando pueda irse en cualquier momento”, agrega la veterinaria.

  1. Evitar dejar demasiados perros y gatos en un solo lugar.

Durante los fuegos artificiales, muchas personas cometen el error de dejar a todas las mascotas juntas porque piensan que esta actitud las calmará. Por el contrario, tener más de un animal en un lugar causa más confusión. “Las mascotas se estresan y son agresivas, lo que puede provocar peleas y lesiones”, advierte la experta de DogHero.