Bajo el lema “Tiempo de Actuar”, más de 20.000 personas -entre ellas al menos 50 jefes de Estado, ministros y líderes de los principales organismos multilaterales y de la sociedad civil- se reunieron en Madrid para la conferencia de la ONU sobre el cambio climático, luego de que Chile haya renunciado a la organización producto de las graves protestas que allí se desarrollan.

La cumbre tendrá lugar hasta el 13 de diciembre, días durante los cuales los participantes buscarán avanzar en los principales objetivos que los llevaron a la mesa: la efectiva implementación del Acuerdo de París del 2015 en general y tres de sus aspectos en particular.

El objetivo general es una reducción de gases del 45% para 2030 respecto de 1990, y que todos los países en condiciones anuncien un compromiso de neutralidad de carbono para 2050. Y los aspectos particulares que jugarán un rol central durante los próximos días son: la presentación de los Estados miembros de sus avances en sus planes de reducción de emisiones en 2020; la implementación por parte de los países desarrollados de su compromiso de destinar USD 100.000 millones anuales en iniciativas relacionadas; y el debate sobre el artículo 6 del Acuerdo, que busca establecer la manera en que se generan bonos de carbono y otros mecanismos para que haya menos emisiones.

Asimismo, es inminente la llegada de Greta Thunberg, la adolescente sueca de 16 años que viajó durante 21 días en barco desde Estados Unidos para concientizar sobre la contaminación que produce el transporte aéreo. Una vez en la capital de Portugal Thunberg denunció que se está haciendo muy poco por revertir la crisis climática. “Están subestimando la fuerza de los jóvenes enfadados”, dijo la activista, convertida en referente de la lucha por el respeto a la naturaleza. Greta Thunberg llegó a Lisboa en un catamarán ecológico luego de cruzar el Atlántico. Cientos de seguidores, en su mayoría adolescentes, la esperaban en el puerto. “Justicia climática ya”, “escucha a Greta, escucha al planeta”, decían algunas de las pancartas que preparon especialmente para la ocasión.

Quien sumó su voz a esta conferencia, también, fue el Papa Francisco: “¡Ojalá podamos ofrecer a la próxima generación razones concretas para esperar y trabajar por un futuro bueno y digno! Espero que este espíritu anime el trabajo de la COP25, a la cual  deseo mucho éxito”, es el aliento del Papa Francisco a los participantes en la Conferencia sobre el Clima de las Naciones Unidas reunidos en Madrid, España, del 2 al 13 de diciembre de 2019.

La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano de decisión supremo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio climático (UNFCCC por sus siglas en inglés). En su vigésima quinta reunión organizada y presidida por Chile, que se llevará a cabo entre el 2 y el 13 de diciembre en Madrid, las 197 Partes que conforman el tratado -196 naciones más la Unión Europea-, buscarán avanzar hacia la implementación de los acuerdos que se han determinado en la Convención que establece obligaciones específicas de todas las Partes para combatir el cambio climático. La primera COP se realizó en Berlín, en 1995. A la fecha se han realizado 24 COPs, la última en Katowice, Polonia, en diciembre 2018. La Presidencia COP25, que estará a cargo de la ministra Carolina Schmidt, comienza en diciembre de 2019 y termina en diciembre de 2020.