COVID-19: ¿Qué medidas recomiendan los expertos para viajar en auto?

107

Con la llegada de la segunda ola de Coronavirus a la Argentina, DiDi lanzó una campaña de concientización para promover alternativas de movilidad seguras y fomentar el cuidado colectivo de la comunidad de cara a la emergencia sanitaria. La plataforma de movilidad Nº1 del mundo, que en marzo había anunciado la donación de 25.000 viajes para que personal médico, adultos mayores y docentes de la Ciudad de Buenos Aires pudieran ir a vacunarse, recordó viajar sólo si es necesario y puso a disposición recomendaciones a partir de una simulación de la Universidad de Brown, que reveló cómo recircula el aire en un vehículo y qué protocolos reducen el riesgo de contagio.

CÓMO REDUCIR EL RIESGO

El objetivo es reducir la transferencia de partículas entre conductor y pasajero, por lo que
ambos deben permanecer con el tapabocas puesto durante todo el viaje. Para contribuir a
este fin, DiDi reembolsa a los conductores que usan la aplicación hasta $1.500 por mes para adquirir barbijos y alcohol en gel. Además, antes de comenzar a manejar, la App les solicita una selfie para corroborar que estén utilizando el barbijo. Y tanto conductores como
pasajeros de Express pueden cancelar el viaje sin costo “Por prevención ante el COVID-19”
si alguno de ellos no lo está utilizando.

De acuerdo a la simulación realizada por la Universidad de Brown, la apertura de una o más ventanillas crean patrones de flujo de aire que, de acuerdo a la configuración elegida, pueden reducir drásticamente la concentración de partículas en el aire intercambiadas entre los ocupantes del vehículo.

1) El aire suele ingresar por atrás y salir por adelante ya que la presión cerca de las
ventanas traseras tiende a ser más alta que al frente.

2) El mejor escenario es con las 4 ventanas abiertas: se crean flujos independientes en
cada lado del auto y se minimiza la transferencia de partículas entre conductor y
pasajero.

3) En caso de abrir sólo dos ventanas, es recomendable que no sean las que cada
ocupante tiene a su costado, sino las opuestas.

4) De este modo, el aire ingresa por detrás del conductor y crea un flujo a través de la
cabina que sale por delante del pasajero.

5) Si el pasajero se sienta del lado opuesto al conductor, en la parte trasera derecha, se
reduce drásticamente la cantidad de partículas transferidas de uno a otro.

Otros estudios difundidos a nivel local sugieren además que mantener el silencio lo máximo
posible durante el viaje también reduce significativamente el intercambio de partículas y, por tanto, el riesgo de contagio de COVID-19.

“Los taxistas y conductores son parte de la primera línea de batalla contra el COVID-19 y desde el inicio de la pandemia contribuyen a mantener un movimiento seguro en las ciudades. Por eso invitamos a seguir fomentando una movilidad responsable: viajar cuando es necesario y con los cuidados correspondientes”, comentó Daniel Convertini, Gerente de Comunicaciones de DiDi para Argentina.

LA LUCHA CONTRA EL COVID-19
Durante el 2020, y como parte de un esfuerzo global, DiDi trabajó codo a codo con
autoridades sanitarias, poniendo a disposición miles de kits de higiene. En marzo anunció
DiDi Vacunate en Argentina, que se enmarca en la creación de un fondo global de $10
millones de dólares para apoyar los esfuerzos de vacunación alrededor del mundo. Los
recursos se destinarán a viajes gratis o con grandes descuentos para apoyar el traslado de las personas a centros de vacunación por COVID-19.