Chicas en Tecnología realizó la 8va edición de Programando un Mundo Mejor (PUMM) en alianza con Mulesoft y Despegar. Se trata del programa intensivo de tecnología con fines sociales, libre y gratuito, en el que chicas de 13 a 17 años aprenden a diseñar y desarrollar una aplicación para celulares que resuelve un problema de su comunidad de manera creativa y aplicable.

Durante cuatro días 30 chicas de escuelas públicas y privadas de la ciudad y provincia de Buenos Aires, que se suman a las más de 195 egresadas del programa, trabajaron en grupos para identificar problemáticas sociales que viven cotidianamente en su barrio, escuela o comunidad y diseñaron y desarrollaron aplicaciones que las resuelven. Durante el proceso contaron con la guía y el apoyo de mentorxs voluntarixs que acompañaron a los distintos grupos, participaron de talleres de Datos, Diseño, Programación y Pitch y de charlas a cargo de referentes del sector emprendedor tecnológico para aprender a detectar temáticas de interés, crear una solución tecnológica a partir del trabajo colaborativo, potenciar y comunicar sus ideas y presentar la aplicación creada ante las demás participantes. “El taller que más me gustó fue el de Pitch porque me sacó los miedos y me dio un montón de tips útiles para el momento de presentar la app”, cuenta Melisa, de 15 años.

PUMM permite que las adolescentes experimenten que, además de ser usuarias, pueden ser creadoras de tecnología. El programa se desarrolla en espacios de innovación, como Mulesoft y Despegar, que son referentes en tecnología, para que las chicas tengan una experiencia inmersiva y conozcan el mundo emprendedor-tecnológico por dentro, cómo se trabaja y quiénes son las personas que crean la tecnología que usamos. “Como Compañía argentina de innovación, tenemos un fuerte compromiso con el desarrollo del talento orientado a las nuevas tecnologías”, comentó Gonzalo Bergé, Director de Recursos Humanos de Despegar. “Siempre nos interesa poder llegar a más jóvenes y nos parece que esta propuesta de Chicas en Tecnología tiene muchos puntos en común con nuestros objetivos. La diversidad y el talento son parte del ADN de Despegar”, agregó el ejecutivo. Evangelina Martínez, Manager de Ingeniería en Mulesoft, explicó: “En Mulesoft uno de los valores principales es la igualdad, y un aspecto fundamental para cumplir con nuestra visión es construir una cultura diversa e inclusiva. Por esta razón nos aliamos con Chicas en Tecnología y compartimos su compromiso de reducir la brecha de género en tecnología. De esta forma buscamos atraer y acompañar a la próxima generación de líderes en tecnología”.

Los diez grupos que trabajaron durante dos tardes y un fin de semana identificaron diversas problemáticas para las que idearon y crearon soluciones tecnológicas. Las temáticas elegidas incluyen:

  • Uso excesivo de papel
  • Movilidad urbana de personas ciegas
  • Oportunidades de formación en línea
  • Donaciones
  • Información sobre educación sexual
  • Industria de la moda y reutilización de ropa
  • Información sobre partidos políticos para electorado
  • Ladrillos ecológicos
  • Discapacidad
  • Ansiedad en adolescentes

Para participar de PUMM las adolescentes no necesitan tener conocimientos previos sobre tecnología. Sin embargo, al concluir el programa, cuentan con experiencia en identificación de necesidades y problemáticas sociales, planificación de un proyecto tecnológico, trabajo en equipo y liderazgo colaborativo, prototipado, programación, diseño basado en la experiencia de usuarixs y presentación de ideas y proyectos en público. Estas vivencias y conocimientos son el primer paso para que las chicas conozcan el mundo de la tecnología y de emprendimientos tecnológico-sociales y la puerta de entrada a Comunidad CET, un espacio de referencia y acompañamiento para seguir ampliando las posibilidades de formación y crecimiento.