“Garantizar el sostenimiento de la vida en la Tierra” es el lema del Día Mundial de la Vida Silvestre de este año, una jornada para concientizar y repensar los conceptos de biodiversidad y cuidado ambiental para proteger todas las especies de animales y plantas silvestres.

Nuestro planeta es el hogar de todas las formas de vida que conocemos. Sin embargo, no siempre somos los vecinos más amables, aunque todos compartimos el mismo techo, dependemos los unos de los otros, a través del aire que respiramos. Nos necesitamos mutuamente por la comida y el sustento, y compartimos hábitats en estrecha proximidad. Todo esto se enmarca dentro de una relación de reciprocidad absoluta y necesaria. Forma parte del ciclo de la vida, naturalmente.

“La Tierra es el hogar de innumerables especies de fauna y flora. Históricamente, hemos dependido de la constante interacción entre todos los elementos de la biosfera. Sin embargo, las actividades humanas insostenibles y la sobreexplotación están poniendo en peligro la biodiversidad del mundo”, afirma la Organización de las Naciones Unidas y  agrega que “los animales salvajes y las plantas silvestres, además de su valor intrínseco, contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del bienestar humano y el desarrollo sostenible”.

El Día Mundial de la Vida Silvestre nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. Dependemos completamente de los recursos de nuestra biosfera para satisfacer las necesidades de más de 7 mil millones de personas en el mundo.

Desde PRESENTE, invitamos a todos a reflexionar acerca de las necesidades que tienen la naturaleza. Y compartimos la preocupación por la forma poco responsable en la que muchas veces se la explota con fines comerciales.

Cada uno desde su lugar debe mantener el compromiso de conservar las plantas silvestres, los animales y los ecosistemas que nos rodean.