Dinamarca estableció un récord a nivel mundial. Según datos facilitados por la asociación eólica europea, WindEurope, el viento generó en aquel país el 116% de la demanda de electricidad el viernes 13 de enero, el 117% el sábado 14 y el 138% el domingo 15. Cinco de los siete días de la semana pasada, toda la electricidad que corrió por las redes del país la trajo el viento.

Durante la primera quincena de enero de 2023, y según datos facilitados por WindEurope, las fuentes renovables de energía produjeron el 84% de la demanda danesa. Los formidables registros daneses de las últimas semanas están abriendo la puerta a que Dinamarca empiece a usar su electricidad eólica excedente para descarbonizar otras áreas de la economía: “varios grandes proyectos Power-to-X y de almacenamiento se encuentran actualmente en fase de desarrollo en el país”, explican desde la asociación.

Dinamarca tiene una superficie de 43.000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi seis millones de personas. Tiene actualmente más de 7.200 megavatios de potencia eólica instalada (alrededor de 5.000 en tierra firme y el resto, en sus aguas territoriales).

El fabricante danés de aerogeneradores Vestas, que nació en 1945, es hoy, ochenta años después de su fundación, número 1 del mundo en ventas. El año pasado tuvo el 17,7% de cuota de mercado.