Las innovaciones de un inédito programa liderado por Dow en América Latina ya brindan beneficios para mitigar la huella de carbono de los Juegos Olímpicos Río 2016. Además, las tecnologías de Dow estarán presentes en el Parque Olímpico, en la Villa de los Atletas y en la infraestructura de Río de Janeiro.

La cuenta regresiva marca 100 días para la ceremonia de apertura de los primeros Juegos Olímpicos en América del Sur y Dow (NYSE: DOW), Compañía Química Oficial del Movimiento Olímpico y Socia Oficial de Carbono de los Juegos Río 2016, está ayudando a la ciudad de Rio de Janeiro a realizar un evento inolvidable. Dow está implementando un programa inédito de reducción de carbono en América Latina que permitirá al Comité Organizador de Río 2016 entregar beneficios climáticos que van más allá de los Juegos. A su vez, la compañía está proporcionando tecnologías para diversas instalaciones olímpicas y mejoras en la infraestructura de la ciudad.

“Los Juegos Olímpicos Río 2016 demostrarán cómo la ciencia y la tecnología pueden beneficiar al mundo de los deportes”, afirma Louis Vega, Vicepresidente Global para los JJOO y Soluciones Deportivas de Dow. “La Compañía se enorgullece de apoyar el Movimiento Olímpico, aportando sus tecnologías y conocimientos de sustentabilidad a los Juegos. Dow es una empresa líder en la industria, que proporciona soluciones a medida para las necesidades más desafiantes de los eventos deportivos. Estamos orgullosos de ver nuestro conocimiento aplicado en toda la ciudad de Río de Janeiro”.

Colaboraciones para un futuro más sustentable

Para mitigar 500 mil toneladas de CO2 equivalentes (CO2eq) vinculadas a la organización y realización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y también para generar beneficios climáticos adicionales de 1,5 millones de toneladas de CO2eq referentes a emisiones indirectas de los juegos, Dow implementó cinco proyectos estratégicos en América Latina en las áreas de agricultura, infraestructura e industria:

– Agricultura de precisión en el Mato Grosso: Optimización de la productividad de los cultivos y reducción las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por medio de la utilización de técnicas de agricultura de precisión. La reducción en las emisiones se producirá como consecuencia del aumento de la productividad y la optimización del uso de fertilizantes.

– Recuperación de pasturas degradadas en el Mato Grosso: en colaboración con un grupo agropecuario líder, Dow implementó una eficiente metodología de rastreo de carbono para intensificar la cría de ganado y reducir las emisiones de GEI. El proyecto recuperará entre 50 mil y 100 mil hectáreas de pasturas degradadas por medio de la aplicación de soluciones de vanguardia en semillas y control de malezas.

– Adopción de paneles termoaislantes de poliuretano en la construcción civil: compromiso de toda la cadena de valor de la construcción en Brasil y Argentina para difundir la importancia de las tecnologías de aislamiento térmico en edificios, con el propósito de alcanzar una economía significativa de energía eléctrica, reduciendo costos y disminuyendo las emisiones de GEI en América Latina.

– Tecnologías versátiles de empaques para alimentación, cosméticos, higiene y productos de limpieza: trabajo conjunto con fabricantes de películas plásticas para empaques en cinco países (Brasil, Argentina, Guatemala, México y Colombia) con el objetivo de acelerar la adopción del  Microespumado, una tecnología propia de Dow, que permite la producción de más empaques con la misma cantidad de resinas, manteniendo las mismas propiedades funcionales.

– Generación de energía por biomasa para la industria: adopción de tecnologías innovadoras de generación de energía a partir del eucalipto y del bagazo de la caña de azúcar, para reemplazar combustibles fósiles (principalmente gas natural) y reducir significativamente las emisiones de GEI en dos fábricas de Dow en Brasil. Uno de los proyectos reforestará alrededor de 5 mil hectáreas de tierras degradadas en Salvador de Bahía.
Todas las reducciones en las emisiones de GEI provenientes de los proyectos de mitigación de carbono de Dow, serán verificadas por la auditora externa de ERM, que está elaborando una detallada revisión de todos los proyectos y beneficios climáticos esperados para ser entregados por el programa, desde la fase de realización de los proyectos y hasta el año 2026.

“Nuestro trabajo en Río 2016 no es únicamente reducir el impacto ambiental asociado a la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, sino también la concientización sobre la importancia de prácticas más sustentables para el futuro de América Latina” afirma Júlio Natalense, Gerente de Tecnologías y Sustentabilidad para los JJOO y Soluciones Deportivas de Dow en Rio de Janeiro. Es por eso que, ligado a Río 2016, tenemos la meta de llegar a 500 mil personas en Brasil con información sobre cambio climático, sustentabilidad y ciencia. El principal canal para alcanzar este objetivo es “Transforma”, un programa educativo del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Rio 2016, que alcanza a más de 5 millones de estudiantes en Brasil. Dow es aliada de educación científica de “Transforma”, aportando la enseñanza de química, física, biología, medio ambiente y cambio climático.

Tecnologías dentro y fuera del campo

Dow está involucrada en cerca de 20 proyectos asociados a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Rio 2016, que comprenden desde tecnologías para el campo de juego hasta la construcción de instalaciones olímpicas, transporte e infraestructura de la ciudad sede.

La competición de hockey de los Juegos Olímpicos Rio 2016 será realizada en canchas que tendrán un innovador césped sintético de alto desempeño, que utiliza resinas de polietileno lineal de baja densidad DOWLEX™ como materia prima de los hilos, además de tecnologías de poliuretanos de la compañía. Asimismo, los plásticos de Dow también son utilizados en los tubos de drenaje e irrigación situados debajo del césped natural del estadio Maracaná, sede de las ceremonias de apertura y de cierre, además de los partidos de fútbol de los Juegos.

La Villa de los Atletas, en Barra de Tijuca, también fue beneficiada con tecnologías de Dow. Productos químicos de revestimiento y construcción, como WALOCEL™, fueron utilizados en la terminación de los edificios que alojarán a competidores de más de 200 países. 28 tanques modulares de agua, fabricados con resinas de propilenglicol, almacenarán más de ocho millones de litros, lo que proporcionará abastecimiento de agua potable a atletas, entrenadores, empleados y árbitros que participarán de los Juegos.

Las soluciones de Dow ayudarán también a la prensa internacional a contar las grandes historias de los Juegos de Río 2016 para millones de aficionados alrededor del mundo. Tecnologías de Dow para cables y alambres garantizarán protección y durabilidad a cables de datos y electricidad instalados en locales como el Centro Olímpico de Tenis, el Estadio Acuático Olímpico, el Centro Principal de Prensa (MPC) y el Centro Internacional de Transmisiones (IBC). El MPC también cuenta con tecnologías de Dow en los paneles del sistema de aislamiento exterior y terminaciones (EIFS) que componen la fachada del edificio. Este sistema innovador permitió la finalización de la fachada en 30 días, mientras que las tecnologías convencionales demandan generalmente hasta seis meses para realizar la instalación.

Algunos de los principales puntos de acceso a la ciudad de Río de Janeiro también se beneficiaron con la ciencia de Dow. El Aeropuerto Internacional de Viracopos (San Pablo), que es uno de los principales centros de arribo para los juegos, contó con soluciones de pavimentación y paneles termoaislantes de poliuretano instalados en la reforma realizada para el Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos Rio 2016. Asimismo, la ruta más importante que conecta San Pablo con Río de Janeiro (Presidente Dutra) contiene Dow FASTRACK™, una tecnología de revestimientos que garantiza marcaciones viales seguras y duraderas en el pavimento.