Ecoplas, la organización civil especializada en plásticos y medio ambiente, y el Instituto Petroquímico Argentino (IPA) acordaron brindar canales de colaboración tendientes al desarrollo, investigación e implementación de programas de capacitación. Además, propiciar la asistencia técnica y/o cualquier otra actividad que permita impulsar tanto una cultura responsable como la economía circular y, en consecuencia, la protección del medio ambiente.  Mediante este trabajo en conjunto se buscará potenciar las actividades de ambas organizaciones, en busca de un fin común, que es lograr un aporte a la sustentabilidad nacional.

El convenio entre las dos partes, denominado MARCO, surge del compromiso con la comunidad por generar nuevas tecnologías de reciclado aprovechando al máximo el valor del plástico, y trabajar para la concientización y la educación sobre los ejes del consumo responsable, la práctica de las 4R: Reducir, Reusar, Reciclar y Recuperar los plásticos post consumo. Teniendo en cuenta las alianzas regionales y globales de las dos instituciones, el objetivo es promover la investigación en conjunto, así como la transferencia de información y técnicas. Las actividades a instrumentarse abarcan desde el estudio y análisis sectorial, hasta la consultoría, programación y proyección de asistencia técnica específica.

Todo recurso plástico, una vez finalizada su vida útil, se puede separar para su reciclado y aprovechamiento, transformándose en nuevos productos como artículos de librería, elementos de limpieza (baldes o escobillones), caños, macetas o decks, entre otros. De esta manera se logra potenciar la economía circular.

En esta línea, Ecoplas apoya iniciativas de educación ciudadana para consumo responsable, la separación y el reciclado de los recursos, entre ellos el plástico. Desde 2016, lleva adelante programas de capacitación para el Programa Escuelas Verdes del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad y a Recuperadores Urbanos de todo el país, que ya impactaron en docentes, alumnos y recuperadores urbanos en todo el territorio nacional. Además, continúa impulsando la Certificación “Manito”, etiqueta ambiental creada por Ecoplas que identifica los plásticos reciclables facilitando su separación para el consumidor y beneficiando su reciclado. Para esto, colabora con los gobiernos en pos de implementar una mayor separación y aumentar las tasas de reciclado en la comunidad. En nuestro país se reciclan 241.000 toneladas de plástico por año, lo que equivale a 24 Torres Eiffel o 270.000 autos, pero la industria recicladora cuenta con una capacidad ociosa del 60% debido a la baja separación de residuos en el hogar. Por lo tanto, existe una gran oportunidad para la sustentabilidad de los argentinos.