La campaña lanzada por Samsung en septiembre de 2017 logró concientizar y brindar herramientas al público en general y docentes que se capacitaron gracias al curso virtual “Herramientas para una educación inclusiva – Dislexia: desde el aula al mundo del trabajo”. Además, se brindó la posibilidad de acceder a un test para la detección de riesgo de dislexia, gratuito y en 15 minutos.

La dislexia es una condición que afecta aproximadamente al 10% de la población mundial y frecuentemente no se detecta en edad temprana. Gracias al curso desarrollado en la Argentina por la Mg. Liliana Fonseca y la Lic. Ruth Rozensztejn, impulsado a partir de una campaña organizada por Samsung Argentina, más de 40.000 usuarios, accedieron al mismo a través de la página www.dislexiacampus.com.ar. El objetivo de este curso es conocer estrategias pedagógicas y herramientas prácticas para adecuar la enseñanza y el aprendizaje para personas con dislexia de los distintos niveles educativos. El alto número de inscriptos en nuestro país refleja el gran interés de las personas para posibilitar la inclusión educativa de los estudiantes con dislexia y otras Dificultades Específicas del Aprendizaje, sobre todo en la comunidad docente, que representa el 75% del total de las personas que realizaron el curso.

Cynthia Giolito, Senior Manager de Ciudadanía Corporativa de Samsung comentó: “Desde Samsung creemos que la tecnología es un aliado fundamental para el desarrollo de las personas, y estamos orgullosos de haber lanzado esta campaña, para dar visibilidad a la problemática y favorecer a aquellas personas que presentan esta dificultad.  El curso online resalta con claridad el valor que tienen las aplicaciones cotidianas de la tecnología para el desarrollo de las personas con dislexia. Fue un honor para nosotros haber sido parte de un proyecto que une esfuerzos de diversos sectores”.

Además, parte de esta campaña consistió en el lanzamiento de un test que permitió detectar el riesgo de dislexia a través de juegos lingüísticos procesados con inteligencia artificial. Al día de hoy, el test fue utilizado por más de 159.000 personas en todo el mundo.