Microsoft anunció nuevas medidas y compromisos para ser positivo en agua en las operaciones directas para 2030, es decir, que va a reabastecer más agua de la que usa. Para llevarlo a cabo, se reformarán hábitos generales de consumo de agua de dos maneras: Se reducirá la intensidad en el uso de agua en los centros de la compañía, cuyo problema clave es de disponibilidad, esto es, la cantidad de agua que puede ser utilizada para satisfacer la demanda, y se reabastecerá el agua en las regiones con escasez donde opera la compañía. Esto significa que Microsoft repondrá más agua de la que consume a nivel global.

Escenario global del agua en cifras: entra la escasez, el cuidado intensivo y los cambios de hábito:

  • En la actualidad, de acuerdo con ONU-Agua, más de dos mil millones de personas carecen de acceso a agua potable.
  • A su vez el organismo estima que, para 2050, una de cada cuatro personas podría vivir en un país afectado por la escasez crónica de agua potable.
  • Según el Banco Mundial, esta reducción inducida por el clima en la disponibilidad de agua dulce, junto con el aumento de la demanda, podría disminuir la disponibilidad de agua en las ciudades en más de un 66% para 2050.
  • Si bien el planeta tierra está lleno de agua, ya que cubre 70% de la superficie terrestre, el 97% de esta agua es salada, ubicada en los océanos, y no es apta para beber o para utilizarla en cultivos.
  • El agua potable del mundo no está distribuida de manera equitativa o es accesible.
  • A medida que la población mundial se expande, la humanidad agota el suministro de agua potable disponible a una tasa de 4.3 mil millones de metros cúbicos cada año; la mayoría de los cuales se destina a usos agrícolas e industriales.

Para cumplir con el compromiso de ser positivos en agua para 2030; Microsoft  pondrá más agua de regreso en cuencas estresadas. La cantidad regresada será determinada por la cantidad de agua utilizada y que tan estresada esté la cuenca.

Asimismo, la estrategia de reabastecimiento incluye inversiones en proyectos como restauración de humedales y la eliminación de superficies impermeables como asfalto, que ayudarán a reabastecer de vuelta el agua en las cuencas que más la necesitan. El foco se pondrá en el reabastecimiento de casi 40 cuencas con un alto estrés, donde Microsoft tiene operaciones. Una cuenca es considerada con “alto estrés” si la cantidad de agua retirada excede el 40% del suministro renovable. A nivel mundial, hay 4.717 cuencas que caen en esta categoría.

Estas acciones se complementan con una transformación en los espacios de trabajo de la compañía alrededor del mundo que afectan la entrega de productos y servicios e incluyen:

  • El nuevo campus de Silicon Valley, que se inaugurará en los próximos meses en California, que cuenta con un sistema de recolección y reutilización en sitio de agua de lluvia. Al reciclar el agua, el campus ahorrará un estimado de más de 16 millones de litros de agua potable cada año.
  • El nuevo campus de Herzliya, Israel, cuenta con elementos de plomería eficaces en agua, que impulsan la conservación de agua en un 35%. Además, el 100% del agua recolectada de los aires acondicionados será utilizada para regar las plantas en el lugar.
  • El campus de Hyderabad, el edificio más nuevo de la compañía que está en India, aportará el 100% del tratamiento y reutilización de aguas residuales en sitio para paisajismo, lavado y para refrigerar grandes volúmenes de agua en torres de enfriamiento.
  • En la remodelación de la sede central en Puget Sound, todos los nuevos edificios de oficinas reutilizarán el agua de lluvia recolectada en accesorios de descarga y sistemas de bajo flujo, que se proyecta ahorrarán casi 23 millones de litros al año.
  • En la nueva región de centros de datos en Arizona, disponible para ser utilizada en 2021, se utilizará cero agua para enfriamiento durante más de medio año, a través del método llamado enfriamiento adiabático, que utiliza el aire del exterior en lugar de agua para enfriar cuando las temperaturas son menores a 30°. Cuando las temperaturas son superiores se utiliza un sistema de enfriamiento evaporativo que actúa como un “enfriador de pantano”, como el que se encuentra en las casas residenciales. El sistema es muy eficiente, utiliza menos electricidad y hasta 90% menos agua que otros sistemas de enfriamiento basados en agua, como las torres de enfriamiento. También, Microsoft, se asoció con First Solar para brindar energía solar en lugar de la tradicional generación de electricidad, que se espera ahorre más de 350 millones de litros de agua al año.

En línea con lo anterior, también es urgente el problema de la accesibilidad que es el suministro de agua potable y la sanitización. Es por eso por lo que la compañía se unió a ONGs para asegurar que más de 1.5 millones de personas cuenten con acceso a agua potable y sanitización. En primera instancia, este trabajo se dará en siete países. Una de las alianzas es con Water.org, una ONG mundial enfocada en comunidades vulnerables, para ayudar a personas en Brasil, India, Indonesia y México. Luego se expandirá a China, Malasia y Sudáfrica.

Ninguna empresa u organización puede resolver la crisis mundial del agua por sí sola. El sector privado tiene la responsabilidad de tener un impacto positivo en la disponibilidad y accesibilidad del agua: 150 de las empresas más grandes del mundo tienen el potencial de ejercer una influencia en el uso de un tercio del agua potable del mundo. Lanzada a inicios de 2020, la Coalición Water Resilience es una iniciativa del Mandato de Agua del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Fundada por siete compañías, incluida Microsoft, la coalición creció desde entonces a 16 corporaciones líderes en la industria, las cuales se comprometieron a trabajar de manera colectiva en problemas relacionados con el agua. Trabajan juntas para identificar cuencas prioritarias para acciones colectivas y establecer objetivos para mejorar sus condiciones. Como parte de las metas hídricas, Microsoft se asoció con miembros de la coalición para invertir en disponibilidad, accesibilidad y proyectos de calidad en cuencas estresadas por agua y van a convocar de manera activa a otras compañías para que se unan a ellos.

Políticas públicas al servicio del agua

Los gobiernos también juegan un rol fundamental en asegurar la disponibilidad de agua potable segura, mantener y expandir la infraestructura hídrica, proteger ecosistemas hídricos críticos y responder a las crisis relacionadas con el agua. Microsoft se compromete a instar y trabajar junto con el sector público en estrategias conjuntas con el fin de:

  • Mejorar los datos en áreas con problemas de agua. Microsoft trabajará con sus socios para desplegar herramientas que brinden mejores datos hidrológicos que permitan una mejorada gestión del agua;
  • Mejorar la infraestructura hídrica. Es necesario que los gobiernos inviertan en mejorar y expandir la infraestructura hídrica. En este sentido instarán a los gobiernos a dar prioridad a estas inversiones claves para la década que comienza.
  • Integrar al agua en las estrategias climáticas. A medida que los gobiernos trabajan para actualizar sus planes climáticos para 2030, previo a la COP26, la conferencia climática anual de la ONU en 2021, deberían incluir un objetivo explícito relacionado con el agua en sus estrategias de mitigación y adaptación climática.

Proteger a los océanos del mundo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que para 2030, el valor de la economía del océano podría exceder los U$3 mil millones y más de 40 millones de empleos. Es por eso que Microsoft se unió al Centro para la Red de la Cuarta Revolución Industrial, del Foro Económico Mundial, para la innovación y tecnología del océano en Noruega (C4IR Ocean), que está dedicado a utilizar datos, tecnología y marcos regulatorios para proteger los océanos del mundo e incrementar la sustentabilidad de las industrias basadas en el océano.

A diferencia de los caminos, los océanos no han sido mapeados de manera adecuada por lo que es más difícil obtener datos para la toma de decisiones. Junto con C4IR Ocean, quienes desarrollaron Ocean Data Platform, una plataforma global de código abierto que brinda a los científicos de datos, desarrolladores de aplicaciones y arquitectos del espacio marino tendrán acceso a los datos que vienen de fuentes históricas y en tiempo real para desarrollar soluciones que mejoren la salud del océano.