Con el lanzamiento de la primera Unidad Modular de Inclusión Financiera (UMIF) llevada a cabo el pasado 1 de septiembre en el partido de Ezeiza, Trasa S.A. emprendió una carrera para acercar beneficios, educación y una mejor calidad de vida a los sectores más relegados. 

Con una inversión aproximada de 200 millones de pesos, el plan es inaugurar, para fines del año próximo, 20 UMIF “Pago24” y una red propia de 200 de cajeros automáticos en todo el país, a fin de colaborar con el gran déficit en materia de inclusión financiera que a la fecha asciende a 10 mil cajeros automáticos.

Con el éxito de la inauguración de la primera UMIF, la empresa busca sumar a nuevos municipios y actores económicos para fomentar la instalación de este tipo de unidades modulares. Ricardo Minicucci, gerente general de Trasa, confía en que “la UMIF Pago24 generará una contaminación positiva a toda la comunidad, ya que produce un impacto local, empleando a personas del barrio y fomentando la actividad económica local”, y agregó que “para la atención al público se emplean personas del barrio y por otro lado, la extracción de efectivo en la plaza hace que esos pesos se gasten en los negocios de la zona y no en comercios del centro comercial donde generalmente se encuentran los cajeros automáticos”. 

En plena pandemia y con la movilidad restringida en la mayoría de los centros urbanos del país, los barrios más vulnerables se vieron muy afectados a la hora de recibir la ayuda económica del gobierno debido a que habitualmente deben tomarse un colectivo y viajar media hora para llegar a un banco o cajero automático. Es por eso que la empresa Trasa desarrolló un módulo autosostenible con atención al público de 9 a 18 y un cajero automático que funciona 24hs.