Restaurantes Toks, de la mano con el proveedor Germán López, cumple cuatro años manteniendo con vida los más de 400 árboles que rentan para la época Navideña, pues cada año devuelven al bosque los pinos que se usan en sus restaurantes.

“Bosque Toks” busca el cuidado del medio ambiente convirtiendo suelos ociosos o de cultivos poco rentables en plantaciones forestales comerciales. Esta iniciativa incluye: reforestaciones integrales (árboles, flores y hoteles de abejas), renta de árboles con raíz, adopción de árboles; lo cual logra múltiples beneficios como: capacitación de empleados, voluntarios corporativos, restauración del ecosistema, infiltración del agua al manto acuífero, refugio de especias y salvaguardo de especies endémicas como el conejo teporingo, entre otros.

Esta buena práctica se fortalece pues los árboles que renta la cadena restaurantera son decorados gracias a organizaciones que impactan positivamente en sociedad. Este año, se trabajó en alianza con Fundación Mitz, la cual está dedicada a apoyar a mujeres en comunidades vulnerables a través de la educación y proyectos productivos que transforman residuos en productos únicos. Para esta Navidad, gracias al apoyo de más de 150 mujeres, se lograron convertir 5,000 menús obsoletos (equivalentes a 1.7 toneladas de residuos) en esferas navideñas, beneficiando a más de 600 personas de estas comunidades (4 familiares en promedio por mujer). Además, se lograron donar casi 50,000 horas de educación a niños en zonas marginadas.