El pasado fin de semana EGGER, empresa fabricante de una amplia gama de productos a base de madera para la industria del mueble, el diseño de interiores, construcción y pisos, llevó a cabo la 2° edición del programa EGGER Runs en Concordia, participando de la carrera Cruce de Salto Grande.

Este año más de 100 corredores de la empresa participaron en diferentes distancias alcanzando un total de 775 km recorridos, que se transformaron en $113.550. La recaudación fue donada a Cáritas Concordia para colaborar con las obras que llevará a cabo en la comunidad.

Bajo el lema “Cada kilómetro cuenta, la meta es ayudar” la compañía lleva a cabo el programa EGGER Runs. Se trata de un programa interno, que se realiza en todos los países donde EGGER está presente, promoviendo la actividad física con un fin solidario, donando un porcentaje de dinero por cada kilómetro que sus colaboradores corran en una actividad deportiva. El objetivo final es ayudar a una entidad benéfica local.

En esta edición, cada kilómetro recorrido por los colaboradores de EGGER Concordia en el “Cruce de Salto Grande” sumó $150 para la recaudación final.

La jornada se vivió en un clima de alegría y festejo,  ya que todos los empleados de EGGER venían entrenando y preparándose para este evento tan especial. La suma recaudada llenó de orgullo a todos los participantes que aportaron su esfuerzo para ayudar a quienes mas lo necesitan. Ahora la meta está puesta en las próximas carreras que se realicen en la ciudad, para continuar sumando KM y ayudando a la comunidad.

Esta edición superó lo recorrido en 2018, ya que gracias a la motivación y el entusiasmo de quienes participaron en la 1° edición este año se sumaron muchos corredores nuevos.