El viernes pasado inauguraron la Cocina-Escuela de la Unidad Penitenciaria 41, en la ciudad de Campana, con el objetivo de capacitar a personas privadas de su libertad para integrarlas al mercado laboral cuando cumplan su condena. La iniciativa forma parte del programa “CREER”, impulsado por el Servicio Penitenciario Bonaerense, el Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y la empresa Cook Master, líder en alimentación de grandes comunidades.

La nueva Cocina-Escuela se suma a la que actualmente está en funciones en la Unidad Penitenciaria 46 de San Martín, la Escuela de Gastronomía “Instituto Superior Mariano Moreno CREER”, que cuenta con más de 300 alumnos. Asimismo, se estima inaugurar en breve una tercera en el municipio de Florencio Varela.

Gracias a esto, a fines de este año serán más de mil las personas privadas de su libertad que podrán estudiar la carrera de Cocinero Profesional, con salida laboral. En ese sentido, desde 2017 unos 35 liberados fueron contratados por Cook Master y pasaron a formar parte del equipo que abastece de alimentos a unos 14 mil presos del Sistema Penitenciario Bonaerense.

Durante la inauguración, varios de los internos describieron su experiencia dentro del programa CREER, junto con miembros del Servicio Penitenciario Bonaerense. También se encargaron del servicio de catering, bajo estrictos protocolos, en el marco de la pandemia del COVID-19.

La creación de esta segunda escuela forma parte de la Red Creer, conformada por empresas, organismos oficiales y ONGs con el objetivo de bajar los índices de reincidencia delictiva mediante la inclusión de presos y liberados al mercado de trabajo.