Intertek es un socio oculto que certifica la calidad de los productos y los servicios, una compañía responsable en la que confían otras compañías responsables. Sobre esto y mucho más, nos habló Alberto Sosa, Country Manager para Argentina, Bolivia, Uruguay y Paraguay.

Durante más de un siglo, empresas de todo el mundo han confiado en Intertek para garantizar la calidad de sus productos y procesos. Fundada en 1885, esta compañía de origen inglés cuenta con un equipo de 44.000 colaboradores y está presente, con sus laboratorios y oficinas, en más de 100 países. Seguramente, muchos de los productos alimenticios que se consumen en los hogares argentinos han pasado por una auditoría, una inspección o un análisis de Intertek. Quizás, alguno de tus electrodomésticos o la batería de tu computadora lleven impreso un certificado de calidad emitido por Intertek. O, tal vez, fue Intertek quien se aseguró de que los proveedores de las grandes marcas que tanto apreciás cumplieran con todas las normativas de seguridad para proteger a sus empleados. Intertek es confianza. En su ADN está el ser responsable y velar por que otros lo sean.

PRESENTE tuvo la oportunidad de conversar con el ingeniero Alberto Sosa, Country Manager para Argentina, Bolivia, Uruguay y Paraguay. Un hombre que parece estar moldeado a los valores que representan a la compañía, o quizás sea al revés, la compañía representa los valores que defiende Sosa; no importa ya quién nació primero, sino destacar que resulta gratificante y estimulante escucharlo hablar de esos valores entre los que se destacan como una escarapela la sinceridad, el respeto y la confianza.

El negocio de Intertek está basado en el valor de la confianza. Ustedes brindan diversos servicios relacionados íntimamente con los procesos productivos y la calidad de los productos. ¿Qué representa para usted la confianza?

La confianza es todo en las relaciones interpersonales, ya sea con tus padres, tu pareja, tus hermanos, tus amigos, tus compañeros de trabajo, tus proveedores o tus clientes. Ninguna relación puede progresar y crecer si falta la confianza. Y esa confianza se gana con los años, cuesta mucho alcanzarla y mucho más mantenerla en el tiempo. Intertek tiene una gran trayectoria internacional, pensá que fue fundada en 1885, eso significa que nos hemos ganado la confianza de los diversos actores de las comunidades en las que interactuamos. El cliente siente el beneficio de trabajar con nosotros, nos reconoce como honestos, valora que Intertek defienda sus inversiones. Somos como un árbitro o un juez que te brinda tranquilidad a nivel internacional porque estamos presentes en más de 100 países con un equipo de 44.000 colaboradores. Allí donde estén sus intereses comerciales hay un representante de nuestra compañía que le permitirá apoyar la cabeza en la almohada y descansar a sabiendas de que alguien está velando por la calidad de sus productos.

¿Cómo logran, desde una oficina de Buenos Aires, ganarse la confianza de un cliente que está en Asia, en África o en Europa?

Todos los años organizamos un plan de viajes para visitar las compañías más grandes del mundo con el objetivo de mostrarles a los compradores, incluso a los eslabones finales de la cadena, cómo trabajamos, el servicio que podemos brindarles, con la intención de ganar su confianza. El cliente necesita conocerle la cara al sujeto que controlará y custodiará sus intereses. Nuestro negocio es la confianza, algo que se gana con valores personales y profesionales, viajando y sentándote a conversar con las personas, haciendo un trabajo honesto, en el éxito y en el fracaso, porque cuando las cosas no salen del todo bien, es cuando hay que dar la cara y afrontar las consecuencias, más que nunca.

¿Cuáles son las unidades de negocios que tiene Intertek en la región y dónde tiene presencia?

Dado que la Argentina es un país agrícola-ganadero, nosotros nos hemos convertido en líderes absolutos en la División Agrícola, a través del negocio de fertilizantes, aceites vegetales, granos y subproductos, e inspecciones de bodegas. También somos fuertes en las Divisiones de Cargo (Petróleo, Químicos y Biodiésel), de Industria, de Gobiernos e Instituciones, de Eléctrica, de Auditorías Aéreas, de Food, de System Certification (ISO 9000) y de Auditorías de Responsabilidad Social. Tenemos una fuerte presencia en Rosario, Bahía Blanca y Necochea, que son los puertos principales de la Argentina. Poseemos dos laboratorios propios en Rosario, uno de biodiésel de full análisis para todas las normas europeas y americanas, único en Latinoamérica, y otro abocado a lo agrícola, en el cual podemos hacer todos los análisis para fertilizantes, aceites, granos y subproductos. Controlamos la Hidrovía, desde Bolivia, Paraguay y Uruguay. En Bolivia, con el primer laboratorio agrícola del sector privado, orientado al estudio de la soja, en la ciudad de Montero, y oficinas en Santa Cruz de la Sierra y La Paz; en Uruguay, con oficinas en Montevideo y Nueva Palmira; en Paraguay, con una sede en Asunción. También tenemos un interlaboratorio mundial en el que estamos permanentemente calibrando todos los equipos para mantener la calidad de los análisis de todos nuestros laboratorios.

En aquellos países en los cuales las leyes establecen la obligación de obtener una certificación que convalide la calidad del producto o el respeto de los procesos productivos resulta fácil justificar que las empresas contraten los servicios de Intertek. Lo que podría resultar más complicado es comprender por qué lo contratarían en aquellos otros países donde no existen reglamentaciones que obliguen certificar la calidad.

La calidad de un producto le brinda a este un valor agregado, y ese plus le permite cotizarse más alto, alcanzar un precio mayor en el mercado, posicionándose mejor y por ende, haciendo crecer a la marca, a la empresa y al productor o fabricante. Bueno, así de fácil resulta. Si la ley establece la obligatoriedad, nuestro rol es indiscutible; y en aquellos casos en los cuales depende de una elección propia del cliente, queda claro que la calidad brinda confianza al consumidor final, que en definitiva, es el que decide qué productos consume. Intertek es un aliado de confianza, es reflejo de honestidad profesional. ¿Quién no quisiera tener a Intertek protegiendo sus intereses?

¿Podría darnos su definición de responsabilidad social empresarial?

Mi definición está alineada a la visión que tiene Intertek a nivel mundial: la verdadera RSE comienza puertas adentro, orientada a su propia gente, al equipo que hace posible concretar los objetivos de la compañía. El factor humano es primordial y nos ocupamos de cuidarlo mucho. Somos una compañía que propicia el diálogo y el respeto, que estimula la carrera profesional, que proyecta el rol de liderazgo y el protagonismo.

¿A través de qué tipo de acciones reflejan esa filosofía?

Son varias las acciones que llevamos a cabo pensadas exclusivamente para mejorar el clima laboral. Por ejemplo, desde hace un par de años, un grupo de colaboradores integrado por representantes de las diversas unidades de negocios de Intertek Argentina dan vida a TEK, una revista institucional que nos brinda la posibilidad de establecer un espacio de encuentro en el que escuchamos las voces de todos a través de entrevistas, notas de interés, opiniones personales y temas relevantes que hacen al universo de Intertek. Esta edición nos da la oportunidad de saber más sobre nuestros compañeros de trabajo, comprender sus preocupaciones y compartir sus logros. Cada colaborador se transforma en una suerte de corresponsal de su área, acercando información clave sobre el progreso de cada línea de negocios, aportando ideas para futuras notas y sugiriendo personalidades que representan los valores de la compañía. Así, de a poco, nos vamos conociendo cada vez más, acercándonos, respetándonos y valorándonos. En una línea similar, lanzamos un ciclo de charlas que hemos bautizado como “Uniendo Unidades”, que fue pensado para que los integrantes de las diversas unidades de negocios se interioricen a fondo sobre el trabajo que realizan sus colegas de otras unidades, con la clara intención de que valoren el esfuerzo que hace cada uno a diario para que Intertek siga siendo líder en el sector. Nos hemos sumado también a una sana tendencia hacia el mejoramiento de la calidad de vida de los miembros del equipo. Desde el área de Recursos Humanos promovemos una dinámica de stretching o gimnasia laboral, una vez a la semana en las oficinas de Buenos Aires, con la intención de alinearnos a una tendencia mundial que busca concientizar a los miembros de los equipos de trabajo sobre la importancia de cuidarse. Hemos cambiado las medialunas por canastas con frutas en todos los pisos del edificio. Y nuevamente, los 15 minutos semanales de la gimnasia laboral nos permiten alcanzar una interacción de manera lúdica recreativa. En este momento, estamos ultimando los detalles para lanzar un voluntariado de acción social.

¿Esta actitud protagónica que busca Intertek despertar en sus equipos es un emprendimiento local o se replica a nivel global?

Es global. La compañía ha lanzado INTERTEK NRG 5X5, un programa que busca potenciar las virtudes de los empleados a través de un compromiso protagónico y de un plan de comunicación muy fuerte que tiende a nuclear todos nuestros esfuerzos corporativos, interrelacionando a todas las unidades de negocios. Esto es muy reciente. Hace un mes estuvimos en Chile durante su presentación a nivel regional. Fue fabuloso ver el espíritu de superación personal y grupal que se respira en Intertek. Es algo cultural, valores arraigados en nuestro ADN.

¿Qué otro tipo de acciones llevan a cabo hacia la comunidad?  

Colaboramos con diversas instituciones, entre las que se encuentran el Colegio Domingo Sabio de La Cava, en San Isidro, y la Asociación ASI de Villa Bosch. Asimismo, apoyamos a muchos equipos de rugby que salen de gira, pues consideramos que los valores de ese deporte se condicen con los de Intertek. Pero verdaderamente, nos interesa más que se conozcan las acciones que hacemos de puertas adentro, pues optamos por el anonimato o el perfil bajo en aquellas otras que están dirigidas a la comunidad.

¿Cuál es su visión sobre el rol del líder?

Intertek a nivel mundial es una compañía que evidencia un interés real en propiciar las condiciones necesarias para que los integrantes de sus diversos equipos tengan la sana ambición de crecer profesionalmente y descubrir sus condiciones naturales de líderes. Yo soy el claro ejemplo de alguien que comenzó su carrera profesional desde el llano, pese a tener el título de Ingeniero Agrónomo bajo el brazo, arranqué como inspector raso, subiéndome a los camiones y a los barcos para tomar mediciones o auditar la calidad de los productos. Por eso, estoy convencido de la necesidad de asumir un rol protagónico como líder de grupo, estimulando las virtudes profesionales de los miembros del equipo, creando segundos al mando para propiciar un recambio natural en los mandos medios y gerenciales de la compañía. Bajo esta premisa, desde el año pasado, hemos implementado un Curso de Liderazgo orientado a potenciar las cualidades de un grupo de jóvenes profesionales que ha ido posicionándose en diversos cargos, denotando claramente que Intertek es una cuna de líderes. El paradigma está cambiando. Los jefes tradicionales, más acostumbrados a hablar que a escuchar y habituados a dar órdenes para resolver problemas en vez de preguntar para encontrar soluciones, están dando paso a la figura de un líder mucho más humano y convencido de la real importancia de la colaboración.

¿Cómo viven ese traspaso de conocimiento los representantes de las diversas generaciones?

Con muchísimo respeto y agradecimiento. En Intertek hay personas que están cumpliendo 30 años de carrera profesional. Eso es una vida. Seguramente habrán tenido sus enamoramientos y sus enojos hacia la compañía, pero ellos son la compañía. Hay mucho de ellos en Intertek y hay mucho de Intertek en ellos. Hay líderes positivos y también jóvenes que están trayendo aire nuevo, que vienen con mucha energía. Ese crecimiento se va dando con mucho respeto hacia quienes podemos darles una mano, un consejo, brindarles nuestro apoyo desde la experiencia. En el Curso de Liderazgo que recién te mencionaba se da una interacción fantástica. Sentados a la misma mesa, están los que vienen dando batalla desde hace años, gente con muchísimo conocimiento del negocio, personas de confianza que se abren y comparten con los gerentes nuevos sus visiones. Y nosotros, los más grandes, aprendemos mucho de estos jóvenes. Porque el que se cierra en su propia historia se está perdiendo una enorme oportunidad de seguir creciendo como persona y como profesional.

¿Qué persona representa para usted al líder ideal?

Cuando pienso que el líder debe estar siempre al servicio de los demás y no al revés, el primero que me viene a la mente es Jesús. Recuerdo siempre una frase que me dijo mi suegro: “Para hacer el bien no necesitás pensar mucho, solo para hacer el mal necesitás pensar”, y creo que tiene razón. Mi abuelo me enseñó a ser humilde y mi madre me mostró lo que representa el liderazgo por autoridad y no por poder. El líder debe defender valores como la sinceridad, el respeto y la confianza. Yo tengo la suerte de trabajar en una compañía que comparte esos valores, soy un tipo afortunado, desde hace 30 años disfruto mi trabajo.


ALBERTO SOSA

Colegio: “Colegio Nacional de Buenos Aires”.

Universidad: “Ingeniero Agrónomo por la Universidad de Buenos Aires”.

Idiomas: “Inglés y, al haber vivido en Paraguay, entiendo bastante el guaraní”.

Hobbies: “Soy un apasionado por los deportes en general, aunque el rugby fue el que marcó mi vida”.

Cuál fue el mayor logro de su vida: “Mi familia. Mi mujer y mis tres hijos”.

Rasgo principal de su carácter: “Soy un tipo sencillo y transparente, me gusta ayudar a la gente”.

Persona viva que admira: “A mi madre y a mi mujer”.

Personaje histórico preferido: “Jesús, Juan Pablo II y Nelson Mandela”.

Mayor atrevimiento que haya tomado en su vida: “A nivel profesional, la reingeniería que hice en Intertek Argentina cuando asumí mi cargo en 1997. Personalmente, haber fundado junto con un grupo de amigos el rugby del Club Los Cedros”.

Qué cambiaría si pudiese volver a nacer: “Me hubiese encantado poder tenerlo a mi padre durante más tiempo, lamentablemente lo perdí cuando yo tenía diez años y aún lo extraño”.

Tiene alguna posesión atesorada: “La bandera argentina que nos dio la Fuerza Aérea cuando falleció mi padre”.

Algún talento que le gustaría tener: Poder cantar y tocar la guitarra con virtuosismo.

Algún momento o lugar en el que haya sido o sea feliz: “Las vacaciones en familia, ver a mis hijos jugar al rugby y al fútbol, y cada desayuno que compartí con ellos antes de llevarlos al colegio cuando eran pequeños”.


EL MURAL DE LA SINERGIA

En diciembre de 2015, Intertek buscó evidenciar el valor del trabajo en equipo. Para ello convocó a María Marta Ferrando, una artista plástica que realiza murales inclusivos. Martu nació con espina bífida y tuvo que pasar por muchas operaciones para poder sobrevivir. Luego de estudiar el Profesorado de Dibujo y Pintura, realizó un máster en Arte Terapia y comenzó a dar clases para chiquitos con síndrome de Down. Cuando Intertek le acercó la idea de coordinar la realización de un mural, aceptó encantada. Así fue como los fue guiando de manera lúdica a concretar EL MURAL DE LA SINERGIA, un tríptico que ha quedado expuesto en la sala de reuniones como la obra absoluta de ese efecto superior.