El 7 de abril de cada año, decenas de países y organizaciones celebran el Día Mundial de la Salud. Manifestaciones para sensibilizar suceden a lo largo y ancho del globo en aras de informar mejor a la opinión pública acerca de temas como la mortandad, morbilidad y el sufrimiento colectivo.

Este año, la OMS centra su campaña bajo el lema “Apoyo al Personal de Enfermería y de Partería”, con el objetivo de celebrar su trabajo y recordar a los líderes mundiales el papel fundamental que desempeñan para mantener el mundo sano. Las enfermeras y otros trabajadores de la salud están a la vanguardia de la respuesta del COVID-19, proporcionando un tratamiento y una atención de alta calidad y respetuosa, liderando el diálogo comunitario para abordar los temores y las preguntas y, en muchos casos, recopilando datos para estudios clínicos.

Ahora más que nunca, en un escenario que está afectando a la mayoría de la población del planeta, debemos ser conscientes de la importancia de cuidarnos entre todos y de comprender cómo estamos todos intrincadamente conectados para, así, sumar acciones conjuntas que permitan el acceso a una salud digna y eficaz para cada uno de nosotros. En PRESENTE creemos que cada país, empresa, organización y persona puede aportar desde su lugar soluciones, recursos e ideas para lograr este objetivo que se vuelve cada día más importante para todos.