Starbucks, marca operada por Alsea en Argentina, anunció una campaña para crear conciencia sobre la importancia de la detección temprana del cáncer de mama. Hasta el 31 de octubre, la compañía donará un porcentaje de las ventas de su bebida color rosa Ultra Frappuccino de Frutilla a la Fundación para la Investigación, Docencia y Prevención del Cáncer (FUCA), una organización sin fines de lucro dedicada reducir la mortalidad por cáncer desde la docencia, la investigación y la prevención.

En línea con la campaña de concientización de FUCA sobre el cáncer de mama Viví en Rosa, la donación de Starbucks se utilizará para investigaciones científicas, educación en la temática e iniciativas de prevención del cáncer de mama. Además, como parte de esta misma campaña, Starbucks Argentina intervendrá de rosa sus famosas manguitas de vasos para dar a conocer la película documental de FUCA, De Vuelta a la Vida.

Este documental –iniciativa del oncólogo Fernando Petracci y en colaboración con el Instituto Alexander Fleming (IAF), FUCA y Benteveo Producciones– narra la travesía de 30 pacientes recuperadas de cáncer de mama que, acompañadas por sus médicos, fueron hasta el Valle de las Lágrimas, un lugar que representa una fuente de inspiración y homenaje a la vida, y donde en 1972 ocurrió la tragedia del Andes.

“Desde el principio, Starbucks se ha propuesto ser un tipo diferente de empresa, una que se preocupa profundamente por la salud y el bienestar de las comunidades a las que servimos. Asociarnos con FUCA en esta importante campaña para crear conciencia y, con suerte, salvar vidas no solo es un motivo de orgullo, sino también una responsabilidad que tomamos muy en serio como marca”, afirma Soledad Fantuzzi, Gerente de Marketing Starbucks Cono Sur.