Lola Limón se transformó en el primer ejemplar de puma en ser declarado “animal no-humano sujeto de derechos”, en un fallo histórico sobre Derecho animal. El felino tiene tres años y medio, y vive en el Ecoparque desde octubre de 2019, luego de ser rescatado por la policía de una vivienda en Mataderos, donde era tratada como una mascota por una familia.

Este fallo es el primero que tiene a un felino como protagonista y fue ordenado por Carla Cavaliere, la titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Penal Juvenil, Contravencional y De Faltas N°3.

De acuerdo a Télam, este juzgado declaró “sujeto de derecho al animal no humano de nombre Lola Limón, de la especie puma concolor (…) disponiéndose su libertad total, libre de cualquier medida o restricción legal”. En este marco, la jueza otorgó la custodia definitiva del ejemplar a la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Ecoparque.

Lola Limón fue rescatada con alrededor de 6 meses. La encontraron las autoridades a raíz de una denuncia realizada por un vecino. La familia que la tenía en su poder la había encontrado al costado de una ruta de Santiago del Estero y la trataba como una mascota. Esa vida doméstica anuló la posibilidad de que alguna vez pueda ser liberada en su hábitat natural.

Para otorgarle la custodia definitiva al Ecoparque, la jueza tuvo en cuenta que este tiene un Centro de Rescate de Fauna Silvestre y que allí “se trabaja con la finalidad de conservación de especies de felinos sudamericanos, para lo cual (Lola Limón) puede ser utilizada como modelo experimental de ejemplares de la especie puma concolor”.

En dicho espacio, Lola Limón recibe varias sesiones de entrenamiento semanales y enriquecimiento ambiental todos los días. Para su entrenamiento, entre otras cosas, cuelgan elementos en altura y con movimiento para que la puma corra, salte y los atrape. Así fomentan que realice ejercicio físico para estimular su musculatura.