M2G Soluciones vio una gran oportunidad en el mercado uruguayo y no dudó en avanzar. Su equipo pasó de enfocarse en instalaciones masivas de generación distribuida para el sector residencial a soluciones energéticas con tecnología fotovoltaicas y almacenamiento para el segmento comercial e industrial.

Hoy, sus principales clientes son fábricas, centros de salud, comercios mayoristas, frigoríficos, supermercados y estaciones de servicio, que guardarían especial atención en incorporar paneles solares y bancos de baterías para cubrir parte de su consumo energético y almacenar excedentes.

Como gran logro a menos de seis meses de su creación, esta empresa jóven cerró más de 10 contratos por 2 MW de potencia; de los cuales, 5 instalaciones se encuentran en ejecución. Además cuenta con 20 proyectos adicionales en estudio por otros 2 MW.

Parte importante de aquel éxito en sus negocios, se deben a la aplicación de los beneficios contemplados en el Decreto 268/2020, que abrió nuevos horizontes de inversión en tierras charrúas.

“Nos sorprendimos por el crecimiento que se dio a partir del Decreto 268. Nos vimos desbordados de trabajo”, consideró Marcos González, director de M2G Soluciones.

Durante su participación en el evento anual de la Asociación Uruguaya de Energías Renovables (AUDER) «Inversiones en energías renovables: perspectivas y desafíos 2021» el empresario explicó que si bien la pandemia habría modificado los planes iniciales de esta compañía, las oportunidades de nuevos proyectos fueron apareciendo en distintos segmentos.

“Nosotros comenzamos siendo una empresa orientada al sector residencial en forma masiva, pero con el Régimen de Inversiones nos enfocamos a empresas de mediano y gran porte para apalancar proyectos de inversión a través de fotovoltaica”, repasó Gonzalez.

Y agregó: “el futuro que presenta la fotovoltaica es bastante prometedor”.

También fue trascendente el Decreto N° 27/020, que permite la generación de energía eléctrica a partir de una instalación de baterías no conectada a la Red de Interconexión.

“Hoy por hoy, las condiciones de storage están dadas inicialmente. Esto va a traer un desarrollo que, como lo fue con la fotovoltaica, hará bajar los costos. Muchos proyectos que antes eran inviables hoy pueden realizarse aún más apalancados por el decreto de la COMAP”, resaltó el empresario.