Fluence Argentina, compañía líder en los mercados de tratamiento descentralizado de aguas, efluentes y reúso, presenta su solución Aspiral. En tiempos de elevados costos de energía y mayor conciencia en el cuidado de nuestro planeta, la empresa ha desarrollado una solución inteligente para el tratamiento de efluentes cloacales que cumple con estos objetivos y es adecuada para barrios cerrados.

Montada dentro de contenedores, Aspiral está basada en la utilización de la tecnología de MABR (Reactor de Biofilm de Membrana Aireada), una tecnología innovadora para el tratamiento de efluentes cloacales que logra una muy elevada remoción de materia orgánica y nutrientes requiriendo un muy bajo consumo energético, a la vez que protege los recursos hídricos naturales evitando su eutrofización y su contaminación por nitratos, causal de la enfermedad de Metahemoglobinemia o síndrome del bebé azul.

Juan Pablo Camezzana, Business Development Manager de Fluence Sudamérica para Argentina sostiene: “Ya hay 70 países que han seleccionado este tipo de tratamiento por su gran eficiencia energética y alta capacidad de remoción de nutrientes”. Y agrega: “Las configuraciones de Aspiral cuentan con la innovación de la tecnología MABR, proporcionando una eliminación intensificada de nutrientes para cumplir con las estrictas regulaciones y avanzando hacia un tratamiento de energía de manera sustentable”.